blog


 

¡¡¡ REGISTRESE !!!

 

 

Somostuiglesia.org es la primera, única y exclusiva red social que pretende unir a todas las personas del universo católico. Podemos hacer amigos de todo el mundo, compartir información, subir vídeos y fotos preferidas, oraciones, eventos, grupos, peregrinaciones, compartir vivencias, disfrutar experiencias… también podemos chatear, crear foros y debates. Aquí encontraras noticias, radio y televisión católica. Únete a la mayor comunidad, donde encontraras personas que verdaderamente aman el mundo católico.

 


Actividades recientes

  • MI REFLEXIÓN DEL DIA 24 DE JULIO, 2017 https://www.youtube.com/watch?v=Au5QQW-o7Vk #ORACONELCORAZON
    profile
  • Hay una Herencia que nadie nos puede quitar, pero sin embargo si nosotros no tenemos conocimiento de que es nuestra, no reclamaremos los bienes que ella contiene.
    Cuantos de nosotros hemos mendigado unas migajas de bienes que no son eternos.
    Ahora leyendo el Libro de Cielo, vamos descubriendo lo que por gracia de Dios nos quiere dar, el solo conocimiento nos abre las puertas de estos maravillosos planes de nuestro amado Padre, en los que somos los destinatarios.

    El 28 de diciembre de 1936 Jesús le dice a Luisa:

    "Hija mía, debes saber que Adán al pecar hizo heredar todos los males a las generaciones humanas, porque habiendo salido de la heredad de la Divina Voluntad en la que vivía en la opulencia, suntuosidad y plenitud de los bienes divinos de su Creador, perdió el derecho de nuestros bienes y con él, todos sus descendientes.

    Mi Madre dio principio a su vida y la cumplió toda en esta heredad de la Divina Voluntad, con tal abundancia que se sentía ahogada en los bienes divinos de su Creador, y tanto que puede hacer felices y ricas a todas las demás criaturas.

    Y en esta heredad del Fiat Divino heredó todos los bienes divinos que hay en mi Voluntad, heredó la fecundidad y la maternidad divina, heredó del Padre Celestial al Verbo, heredó todas las generaciones humanas y, a su vez, todas las generaciones humanas heredaron todos los bienes de esta Madre Celestial.

    Por lo tanto, Ella como Madre tiene el derecho de generar en su materno Corazón a todos sus hijos y herederos, pero esto no basta ni a nuestro amor ni al suyo; como es heredera y poseedora del Verbo Divino y de todos los bienes de mi Voluntad, tiene el poder de generar al Verbo Divino en cada criatura y todos los bienes que hay en mi Voluntad.

    ¡Cómo! Si se pudieron heredar los males, las pasiones y las debilidades, como sucedió con Adán, ¿por qué no se pueden heredar los bienes de mi Mamá y míos?

    Por eso mi Celestial Madre quiere hacer conocer la herencia que quiere hacer a sus hijos.

    Y es tanto su amor hacia Mí y hacia las criaturas que se siente ahogada en su amor y no pudiéndolo contener más me ha pedido que te manifestara lo que te he dicho, su gran heredad, que espera a sus herederos y lo que puede hacer por ellos, diciéndome:

    ‘Hijo mío, no esperes más, hazlo pronto, manifiesta mi gran herencia y lo que puedo hacer por mis hijos, pues me siento más honrada y más glorificada si Tú dices lo que puede hacer tu Mamá que si lo dijera Yo misma.’

    Pero todo esto tendrá su pleno efecto, la vida palpitante de esta Soberana Señora en las criaturas, cuando mi Voluntad sea conocida por ellas y ellas tomen posesión de la heredad de su Madre."
    profile
  • Vol. 20. Febrero 13, 1927 » Libro de cielo
    Mientras que la Divina Voluntad no sea conocida y no tenga su reino, la gloria de Dios en la Creación será incompleta. Ejemplo de un rey.
    Estaba siguiendo a la Divina Voluntad en sus actos en la Creación, y en mi mente me vino una duda: "Cómo puede ser que Jesús dice que hasta que no venga el reino de su Voluntad a la tierra, la gloria de la Creación y Redención estará incompleta, ¿cómo puede ser esto? ¿No tiene acaso esta Voluntad Suprema virtud de glorificarse por Sí misma? Cierto que tiene esta virtud y es más que suficiente para su gloria, sin embargo dice que si su Voluntad no extiende su reino en medio de las criaturas, su gloria por causa de la Creación será incompleta." Ahora, mientras esto pensaba, mi adorable Jesús sorprendiéndome con una luz vivísima que salía de Él me ha dicho:
    "Hija mía, la cosa en sí misma es clarísima, que mientras que mi Voluntad no sea conocida y no tenga su primer puesto de honor y de dominio en cada ser salido de nuestras manos creadoras, su gloria estará siempre incompleta. La razón es clarísima, porque en la Creación nuestra finalidad primera fue que saliendo de Nosotros esta Suprema Voluntad, que bilocándola en toda la Creación se extendía por doquier, en el cielo, en el sol, en el mar, en la flor, en las plantas, hasta en la tierra y en cada ser salido de nuestras manos creadoras, constituyéndose vida de todo para formar su Vida en cada ser, y bilocándose en cada criatura pudiese tener tantas Vidas suyas y tantos reinos para dominar por cuantas criaturas salían a la luz. Ahora, mi Voluntad no se ha retirado, no hay punto donde no se extienda su Vida Divina, no hay criatura que no esté investida por esta Voluntad Suprema, y mientras se extiende dondequiera e inviste todo y a todos, no puede formar su Vida; ¡cuántas Vidas Divinas sofocadas en las criaturas, cuántos le niegan el primer puesto en sus actos, cuántos la posponen por actos indignos y viles, negándole su dominio! ¿Y te parece poco la destrucción de tantas Vidas Divinas de esta Voluntad mía en las criaturas? ¿De tantos actos suyos nobles y sublimes que se siente destruir mientras se sirven de Ella para formar vidas humanas, vidas deplorables, monstruos que servirán para el infierno? ¿Te parece poco hija mía? El perjuicio que recibe nuestra gloria por causa de la Creación es grande e incalculable, que ni siquiera todo el bien de la Redención nos ha podido rehacer, porque con la misma Redención el hombre no ha regresado a la unidad de nuestra Voluntad, ni Ella reina completamente en las criaturas; cuántas vidas que se dicen buenas, santas, mezcladas de Voluntad Divina y humana, por eso nuestra gloria en la Creación no está completa, sólo estará completa cuando las cosas creadas por Nosotros sirvan a nuestra misma Voluntad y a aquellos que le darán el primer puesto de honor, la reconocerán en todas las cosas y haciéndola reinar en todos sus actos la constituyan Reina absoluta y Rey dominante. ¿No te parece justo y de derecho que siendo todo de mi Voluntad y encontrándose por todas partes y por todos como vida primaria de todo, que todos la reconozcan y todos se vuelvan Voluntad Divina, perteneciendo todos a Ella? Supón un rey que tuviese su reino, todas las tierras, las villas, las ciudades, son exclusivamente propiedades suyas, no hay cosa que a él no pertenezca, no sólo como derecho de que el reino es suyo sino también como derecho de propiedad de que pertenecen a él. Ahora, este rey por bondad de ánimo que posee quiere ver a su pueblo feliz y distribuye gratuitamente sus propiedades, sus villas, sus tierras, dándoles hasta sus ciudades para que habiten en ellas, de modo que todos pueden ser ricos abundantemente, cada uno en sus condiciones, y todo este gran bien que hace a su pueblo es con la única finalidad de que lo reconozcan por su rey, dándole todos absoluto dominio, y que reconozcan que las tierras ocupadas por ellos les han sido dadas gratuitamente por el rey, a fin de que sea glorificado, reconocido y amado por el bien que les ha hecho. Ahora, este pueblo ingrato no lo reconoce por su rey, y las tierras que poseen se toman el derecho de propiedad, desconociendo que fueron dones hechos por el rey, ¿no vendría entonces este rey a ser defraudado en su gloria por todo el bien que ha hecho a su pueblo? Y si agregas que se sirven de las tierras del rey sin darle utilidad: quién no la trabaja, quién quita las más bellas plantaciones, quién deja secar sus bellos jardines, de modo que se procuran su infelicidad y miseria, todo esto se agregaría al perjuicio de la gloria del rey, al deshonor y daría un dolor que nadie podría mitigar. Esto no es más que una sombra apenas de lo que ha hecho y hace todavía mi Suprema Voluntad, ninguno nos ha dado ni un céntimo porque recibe el bien del sol, del mar, de la tierra, sino que todo les damos gratuitamente y sólo para hacerlos felices y que reconozcan a mi Fiat Supremo que los ama tanto y no quiere más que amor y dominio. Ahora, ¿quién podría rehacer a ese rey del perjuicio de la gloria que no le ha dado su pueblo y mitigar su intenso dolor? Supón también que uno de este mismo pueblo, invistiéndose del justo dolor de su rey y queriéndolo rehacer de su gloria empieza él, como primero, a poner bella la tierra que ocupa, de modo de hacerla el más bello y florido jardín del reino, después dice a todos que su jardín es un don que le ha hecho el rey porque lo ama, después llama al rey a su jardín y le dice: "Estos son dominios tuyos, es justo que estén todos a tu disposición." El rey goza de esta lealtad y dice: "Quiero que seas rey junto conmigo, que reinemos juntos." !Oh! cómo se siente reintegrar la gloria, mitigar el dolor por este tal de su pueblo. Pero este hombre no se detiene, recorre todos los caminos del reino y sacudiendo a todos, con su palabra llama a un buen número de personas a que lo imiten, y forma el pueblo leal que da el derecho de dominio a su rey. Y el rey se siente rehecho en su gloria y por premio les da el título de hijos suyos y les dice: "Mi reino es vuestro, reinad hijos míos." Esta es mi finalidad, que en mi reino no haya siervos, sino hijos y reyes al igual que Yo. Así será de mi Divina Voluntad. ¡Oh! cómo espera que le sea dada su gloria completa en la Creación, que sea reconocido que todo es suyo para poder decir: "Todo es vuestro, reinemos juntos." Cómo espera que sus conocimientos sobre el Fiat Supremo recorran los caminos para sacudir, para llamar, para apresurar que vengan a mi reino y me forme mis verdaderos hijos a los que pueda dar el título de reyes. Por eso tengo tanto interés que estas manifestaciones sobre mi Divino Querer sean conocidas, porque se trata de mi acto más grande, cual es el cumplimiento de mi gloria y el bien completo de las criaturas."
    profile
  • La participación cotidiana a la Eucaristía consolida la vocación de testigo (1)
    El "misionero" cristiano cumple su misión sobre todo cuando es testigo, es decir, cuando encarna en su vida de todos los días lo que va predicando de palabra en los diversos lugares y circunstancias diarias. La participación cotidiana a la Eucaristía consolida la vocación de testigo...

    P. Octavio Ortiz
    Domingo 3º de Adviento
    profile
  • Diciembre 16, 1928

    Contentos de Jesús, su palabra es creación. Jesús ve repetir sus escenas. Preludios de su reino.

    Después de esto el confesor leía en la capilla el primer exceso de amor de Jesús en la Encarnación, y mi dulce Jesús desde dentro de mi interior ponía atención para escuchar, y atrayéndome a Sí me ha dicho:

    “Hija mía, cómo me siento feliz al escucharlos, pero mi felicidad se acrecienta al tenerte en esta casa de mi Voluntad, porque los dos somos oyentes, Yo de lo que te he dicho, y tú de lo que de Mí has escuchado, mi Amor se inflama, bulle y desborda, ¡escucha, escucha cómo es bello! La palabra contiene el aliento, y conforme se habla, la palabra lleva el aliento, que como aire gira de boca en boca y comunica la fuerza de mi palabra creadora y hace descender en los corazones la nueva creación que mi palabra contiene. Escucha hija mía, en la Redención tuve el cortejo de mis apóstoles, y Yo en medio a ellos era todo amor para instruirlos, no escatimaba fatiga para formar los cimientos de mi Iglesia. Ahora, en esta casa siento el cortejo de los primeros hijos de mi Querer y siento repetir mis escenas amorosas al verte a ti en medio a ellos, que con todo amor quieres impartir las lecciones sobre mi Fiat Divino para formar los cimientos del reino de mi Divina Voluntad. Si tú supieras cómo me siento feliz al oírte hablar de mi Querer Divino, espero con ansia que tomes la palabra para escucharte, para sentir la felicidad que me trae mi Divina Voluntad.”

    + + + +
    profile
  • MI REFLEXION DEL DIA 23 DE JULIO, 2017 #ORACONELCORAZON https://www.youtube.com/watch?v=Le9ZVvhZauI
    profile
  • En la Divina Voluntad, hay que acostumbrarse a pensar a lo inmenso, otra gran paradoja, ser nada para poseerlo todo, ¿por que? por que en nuestra enseñanza nos llenamos de mezquindades, solo quien está dispuest@ a desaprender, tendrá la capacidad de comprender lo que Dios quiere de nosotros.

    Quien posee el Reino de la Divina Voluntad obra
    en modo universal y poseerá la gloria universal.


    Estaba según mi costumbre, haciendo mis acostumbrados actos en el Querer Supremo, esto es, abrazando todo, Creación, Redención y a todos, para poder dar a mi Creador la correspondencia del amor y de la gloria que todos le deben, y mi dulce Jesús moviéndose en mi interior me ha dicho:

    “Hija mía, la pequeña hija de mi Voluntad no sólo debe pensar y ocuparse en cómo defender los derechos universales de su Creador, corresponderlo del amor y de la gloria que todos le deben como si fuesen uno solo, de modo que todo debe encontrar en ella, porque nuestra Voluntad envuelve todo y a todos, y quien en Ella vive posee los modos universales, por eso todo puede darnos y de todo podemos rehacernos; sino que también como hija nuestra debes defender los derechos de la Soberana Reina, Ella obró en modo universal y por eso tuvo un amor, una gloria, una oración, una reparación, un dolor por su Creador, y por todos y por cada una de las criaturas, Ella no dejó escapar ningún acto que las criaturas debían a su Creador, y encerrando a todos en su materno corazón amaba en modo universal a todos y a cada uno, así que en Ella encontramos toda nuestra gloria, no nos negó nada, no sólo lo que le correspondía a Ella directamente el darnos, sino que nos dio lo que las otras criaturas nos negaron, y para hacerla de Madre magnánima, amantísima, que se abre las entrañas por sus propios hijos, generó a todos en su doliente corazón; cada fibra de él era un dolor traspasante en el cual daba la vida a cada hijo suyo, hasta llegar al golpe fatal de la muerte de su Hijo Dios; el dolor de esta muerte puso el sello de la regeneración de la vida a los nuevos hijos de esta Madre doliente.

    Ahora, una Virgen Reina que tanto nos ha amado, defendido todos nuestros derechos, una Madre tan tierna que tuvo amor y dolores por todos, merece que nuestra pequeña recién nacida de nuestro Supremo Querer la ame por todos, la corresponda de todo, y abrazando todos sus actos en nuestro Querer, pongas tu acto unido al suyo, porque Ella es inseparable de Nosotros, su gloria es nuestra, la nuestra es la suya, mucho más que nuestro Querer pone todo en común”.

    Entonces yo he quedado un poco confundida al oír esto, y como si no supiese hacer lo que Jesús me decía le rogaba que me diera la capacidad de hacerlo, y Jesús volviendo a hablarme me ha dicho:

    “Hija mía, mi Querer contiene todo, y así como celoso conserva todos sus actos como si fueran uno solo, así conserva todos los actos de la Soberana Reina como si todos fuesen suyos, porque todo lo hizo en Él; por eso mi mismo Querer te los hará presentes.

    Ahora, tú debes saber que quien ha hecho bien a todos, ha amado a todos y ha obrado en modo universal para Dios y por todos, tiene con justicia los derechos sobre todo y sobre de todos.

    El obrar en modo universal es el modo divino, y mi Mamá Celestial pudo obrar con los modos de su Creador porque poseía el reino de nuestra Voluntad; ahora Ella, habiendo obrado en nuestro Querer Supremo tiene los derechos de posesión que formó en nuestro Reino, ¿y quién otro la podrá corresponder sino quien vive en el mismo Reino?

    Porque sólo en este Reino está el obrar universal, el amor que ama a todos, que todo abraza y nada le huye.

    Tú debes saber que quien posee el Reino de mi Voluntad en la tierra tiene derecho a la gloria universal en el Cielo, y esto en modo connatural y simple; mi Voluntad abraza todo y envuelve a todos, así que quien la posee, de ella salen todos los bienes unidos a la gloria que estos bienes contienen, y mientras sale de ella la gloria universal, la recibe; ¿y te parece poco poseer la gloria universal en la Patria Celestial?

    Por eso sé atenta, el Reino del Supremo Querer es riquísimo, en Él están las monedas que surgen, por eso todos esperan de ti, también mi misma Mamá quiere la correspondencia del amor universal que tuvo por todas las generaciones.

    Y a ti por correspondencia, en la Patria Celestial te tocará la gloria universal, herencia que será solamente de quien haya poseído el Reino de mi Voluntad sobre la tierra”. Volumen 19 Junio 26, 1926
    profile
  • Oh Santísima Trinidad,fundida en tu Divina Voluntad, Te abro las puertas de mi alma, quitando las barricadas que mi memoria, inteligencia y voluntad han puesto para impedirte el paso, Supremo Querer ven a reinar en mi alma; estas tres potencias, inteligencia, memoria y voluntad, se dan la mano entre ellas para regresar a la finalidad por la cual las haz creado. Padre mio y mi Dios, ato y sujetando mi inteligencia a los pies de tu Trono así como mi memoria y mi voluntad, para que cumplan con el Proyecto Divino para el que tu las creaste. Y como entrando en tu Divino Querer encuentro a todos mis hermanos hago lo mismo con ellos.


    El Querer Divino no puede reinar si las tres
    potencias del alma no están ordenadas con Dios.


    Las privaciones de mi dulce Jesús se van haciendo más largas, ¡oh, cómo me hace anhelar su retorno! ¡Cómo las horas, los días, me parecen siglos sin Él, pero siglos de noches, no de días! Entonces mientras estaba con ansias esperando su regreso, como relámpago que surge ha salido de dentro de mi interior y estrechándome a Él me ha dicho:

    “Hija mía, el hombre fue creado por Dios con tres potencias: Memoria, inteligencia y voluntad, y esto para que pudiese tener los vínculos de comunicación con las Divinas Personas de la Trinidad Sacrosanta; éstas eran como caminos para subir a Dios, como puertas para entrar, como habitaciones para formar la continua morada, la criatura a Dios y Dios a la criatura.

    Estos son los caminos reales del uno y del otro, las puertas de oro que Dios puso en el fondo del alma para que pudiera entrar la Soberanía Suprema de la Majestad Divina, la estancia segura e inmutable donde Dios debía establecer su celestial morada. Ahora, mi Voluntad para poder formar su Reino en lo íntimo del alma, quiere encontrar en orden al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, estas tres potencias dadas a la criatura para elevarla a la semejanza de su Creador.

    Mi Voluntad no saldría fuera de sus dominios si estas tres potencias del alma estuvieran en orden a Dios, y su reinar sería feliz y como connatural, porque con estar en orden a Dios estas tres potencias, tendrían el orden en sí mismas y fuera de sí, y el Reino de la Voluntad de Dios y aquél de la criatura no sería un Reino dividido, sino uno solo, y por lo tanto su dominio y su régimen sería uno solo.

    Mucho más que mi Voluntad no sabe reinar donde no hay orden y armonía, inseparable cualidad y propiedad indispensable de las Divinas Personas, y el alma jamás puede estar ordenada y armonizar con su Creador si no tiene sus tres potencias abiertas para recibir de Dios sus cualidades ordenadas, y sus propiedades armonizadas, de modo que mi Voluntad encontrando las armonías divinas y el orden supremo del Reino Divino y del reino humano, de ellos forma uno solo y reina en él con su pleno dominio.

    ¡Ah hija mía, cuánto desorden reina en las tres potencias del alma humana! Se puede decir que nos han cerrado las puertas en la cara, que han puesto barricadas en los caminos para impedirnos el paso y romper con Nosotros las comunicaciones, mientras que estas tres potencias fueron el don más grande que le hicimos al crearla. Estas tres potencias debían servir para comprender a Aquél que las había creado, para hacer crecer su semejanza, y transfundida su voluntad en la de su Creador darle el derecho de hacerla reinar.

    He aquí el por qué el Supremo Querer no puede reinar en el alma si estas tres potencias, inteligencia, memoria y voluntad, no se dan la mano entre ellas para regresar a la finalidad por la cual Dios las ha creado. Por eso ruega a fin de que estas tres potencias regresen al orden y a la armonía de su Creador, para que así mi Supremo Querer pueda reinar con su pleno triunfo”.
    Volumen 19.- Agosto 12, 1926
    profile
  • MI REFLEXIÓN DEL DÍA 22 DE JULIO, 2017 #ORACONELCORAZON https://www.youtube.com/watch?v=GurwCRYExng
    profile
  • Señor…

    Porque tu siembra fue buena en mí,
    dale constante crecimiento.

    Porque tu siembra puede malograrse,
    vela por ella hasta el final.

    Porque tu siembra es pequeña,
    haz que –aún siendo invisible- se haga grande.

    Porque tu siembra puede ser asolada,
    cobíjame a la luz de tu Espíritu.

    Porque tu siembra puede ser robada,
    asegúrame con la llave de la oración.

    Porque tu siembra puede ser asfixiada,
    aparta de mí aquello que la aprisiona.

    Porque tu siembra puede quedar en nada,
    hazla fructificar con el abono de tu gracia.

    Amén
    profile
  • MI REFLEXIÓN DEL DIA 20 DE JULIO, 2017 #ORACONELCORAZON https://www.youtube.com/watch?v=w1V66Ux5Ev4
    profile
  • Diciembre 14, 1928

    Acto único de Dios.

    Después seguía pensando en el Fiat Divino, y mi dulce Jesús ha agregado:

    “Hija mía, en Nosotros, en nuestra Divinidad, basta un solo acto para hacer todo, aquel acto es voluntad, pensamiento, palabra, obra y paso, así que un solo acto nuestro es voz que habla, es mano que obra, es pie que camina, y que envolviendo todo, si la criatura piensa, obra, habla y camina, es la virtud de nuestro acto único que haciendo eco en cada acto de criatura, comunica el bien del pensamiento, de la palabra y de todo lo demás, por eso se puede decir que somos el portador de todas las criaturas y de todos sus actos. ¡Oh, cómo nos sentimos ofendidos cuando nuestro porta voz, pensamiento, obra y paso, no sólo no es hecho para Nosotros, sino para ofendernos, las criaturas se sirven de nuestros mismos actos para formar las armas para herirnos! ¡Ingratitud humana, cómo eres grande!

    Ahora, quien hace y vive en nuestro Querer Divino se une a nuestro acto único y formando un solo acto de voluntad con Nosotros, corre junto con nuestro acto y junto con Nosotros se hace pensamiento, voz, obra y paso de todos, y ¡oh! cómo gozamos que nuestra virtud, invistiendo a la pequeñez humana la hace junto con Nosotros portadora de todos los actos de las criaturas, y ella se sirve de todos nuestros actos para formar armas, no para herirnos sino para defendernos, para amarnos y para glorificarnos; así que la llamamos nuestra guerrera que defiende nuestros derechos.”

    + +
    profile
  • Vol. 20. Febrero 11, 1927 » Libro de cielo
    Donde reina la Divina Voluntad Jesús pone en orden las cuerdas de sus atributos; cómo debe poder decir: Aquí es mi cielo. Los hijos del Fiat serán reyes y reinas y sólo quien posee el Fiat Divino tiene el derecho de pedir su reino.
    Encontrándome en mi habitual estado, mi adorable Jesús me hacía ver en mi interior muchas cuerdas, una junto a la otra que partían de una esfera en medio de las cuerdas, bajo la cual había un vacío, y en aquel vacío estaba mi dulce Jesús que muy frecuentemente tocaba aquellas cuerdas y sonaban, pero en modo tan armonioso y bello que no se puede describir, y después de haber tocado su sonatina ha dicho:
    "Hija mía, estas cuerdas son símbolo del alma en la cual reina mi Voluntad, Yo mismo me deleito de formarlas y de ponerlas todas ordenadas; míralas cómo son bellas, cada cuerda tiene su color distinto, investidas de luz, de modo que todas juntas forman el más bello arco iris, todo deslumbrante de luz. ¿Pero quieres saber por qué cada cuerda tiene su color distinto? Porque cada una de ellas simboliza todas mis cualidades divinas, esto es, mis atributos, así que he puesto todo en orden: la cuerda del Amor, la cuerda de la Bondad, la cuerda de la Potencia, de la Misericordia, de la Fortaleza, de la Sabiduría, de la Pureza, en suma, todo, no he excluido ni siquiera la cuerda de la Justicia; de modo que cuando quiero amar y ser amado toco la cuerda del Amor, ¡oh! cómo es dulce su sonido, suave, penetrante, deleitable, de modo que sacude cielos y tierra, inviste las fibras más íntimas de todos los seres donde reina mi Querer, y Yo amo y soy amado, porque el sonido atrae y rapta a todos a amarme, y Yo quedo raptado por mi mismo Amor, amo y hago salir océanos de amor, este sonido es tan melodioso que me hace tolerar todo y soportar los graves males del pobre mundo. Este sonido me hace pasar a tocar la cuerda de la Bondad, y este sonido llama la atención de todos para recibir los bienes que mi Bondad quiere hacer salir, que quiere dar a las criaturas, en este sonido se oyen voces que hablan y pone atentos a todos, es sonido de sorpresa, de admiración al oír en ese sonido de voces los bienes que quiero dar, este sonido mientras me hace sacar mis bienes dispone a las criaturas a recibirlos. Así que cada vez que quiero poner en oficio un atributo mío, toco la cuerda que le pertenece y lo pongo en actitud de sonar. ¿Pero sabes por qué he dispuesto en ti todas estas cuerdas? Porque en donde reina mi Divina Voluntad quiero encontrarme a todo Yo mismo y todas las cosas que me pertenecen, de modo que lo que hago en el Cielo debo poder hacerlo en el alma donde domina y reina mi Fiat Supremo, debo tener mi trono, mis músicas, de modo de poder hacer vibrar el sonido de la Misericordia para convertir a las almas, el sonido de la Sabiduría para hacerme conocer, el sonido de mi Potencia y Justicia para hacerme temer, debo poder decir, aquí es mi Cielo."
    Después de esto estaba haciendo mi giro en la Creación, y mientras imprimía mi te amo en cada cosa, pedía que en virtud de aquella Voluntad Divina que las conserva bellas e íntegras viniera el reino del Fiat Supremo sobre la tierra, pero mientras esto hacía pensaba entre mí: "Las cosas creadas son inanimadas, por lo tanto no tienen virtud de pedir un reino tan santo." Pero mientras esto pensaba, mi amado Jesús ha salido de dentro de mi interior y me ha dicho:
    "Hija mía, es verdad que las cosas creadas son sin alma, pero dentro de cada una de ellas corre la Vida de mi Voluntad y sólo en virtud de Ella se conservan bellas como fueron creadas. Ahora, las cosas creadas son todas nobles y reinas, pertenecientes todas a mi familia real, y en virtud de mi Voluntad que las anima y de los actos que ejercita mi Voluntad en ellas tienen el derecho de pedir que venga mi reino, porque es también reino de ellas. Para pedir con derecho que venga el reino del Fiat Divino es necesario que sea una de nuestra familia, en la cual nuestra Voluntad tiene su primer puesto, su trono, su Vida; he aquí por qué primero te he hecho nacer en Ella, para que pudiera tener sus derechos de paternidad sobre ti, y tú pudieras tener los derechos de hija, para poder tener los derechos de pedirle su reino, y no sólo tú, sino también en virtud de todas las cosas creadas, esto es, de todos aquellos innumerables actos que ejercita en toda la Creación, que venga a la tierra el reino nuestro y vuestro. Hija mía, ¿quién puede aspirar a tener el derecho de ser rey sino un hijo de rey? Es más, todos ven en él el derecho de que el reino será suyo, en cambio si se ve aspirar a este puesto a un siervo, a un aldeano que no pertenece a la familia real y dice que tiene el derecho de ser rey y que el reino será suyo, a ese tal se le tiene como loco y merece todas las burlas. Así quien quisiera pedir mi reino y no reina en él mi Santo Querer, estando en las condiciones de siervo no tiene derecho de pedir mi reino, y si lo pide es sin derecho y un simple modo de decir. Ahora supón que un rey tuviese por hijos cientos y miles de hijos, que todos pertenecen legítimamente a la familia real, ¿no tienen todos éstos el derecho de ocupar puestos nobles, convenientes a su condición y de decir que el reino de nuestro padre es reino nuestro, porque llevamos en nuestras venas su sangre real? Ahora, en la Creación toda y en los hijos que pertenecerán al reino del Fiat Divino correrá en ellos más que sangre la Vida de Él, que les dará el derecho de pertenecer a la familia real y celestial, de modo que todos serán reyes y reinas, todos ocuparán puestos nobles, dignos de la familia a la que pertenecen. Por eso tienen más derecho las cosas creadas de que venga el reino de mi Querer, porque todas son hijas del Cielo y son los actos de mi misma Voluntad que lo pide en ellas, más que las mismas criaturas, que haciendo su voluntad se han reducido a la condición de siervas. Así que cuando tú pides a nombre del cielo, del sol, del mar y de todas las otras cosas creadas que venga el reino del Eterno Fiat, obligas a mi misma Voluntad a pedir que venga su reino, ¿y te parece nada que una Voluntad Divina pida en cada cosa creada porque tú pides su reino? Por eso continua y no retrocedas. Es más, tú debes saber que es mi misma Voluntad la que te pone en camino en toda la Creación para tener a su hija en todos sus actos junto con Ella, para hacerte hacer lo que Ella hace y quiere de ti."
    profile
  • MI REFLEXIÓN DEL DIA 18 DE JULIO, 2017 #ORACONELCORAZON https://www.youtube.com/watch?v=-Z_ujTJ6TnQ
    profile
  • Junio 20, 1921

    Semejanza entre el sol y quien vive del Divino Querer.

    Encontrándome en mi habitual estado, mi siempre amable Jesús ha venido, ero todo majestad y amor; me ha tomado la mano derecha con la suya y acercándose a mi corazón me lo ha besado; después, con ambas manos me ha tomado mi cabeza durante algunos momentos. ¿Quién puede decir lo que me sentía infundir? Sólo Él puede decir lo que infundía en mí. Después me ha dicho:
    “Hija de mi Querer, mi Querer te llena, y para custodiar mi Querer en ti me ofrezco Yo mismo como custodia de mi misma Voluntad. Es tan grande el don que he puesto en ti, que no quiero dejarlo a merced tuya, porque no tendrías atención suficiente para custodiarlo, por eso no sólo estaré como defensa, sino que te ayudaré a que se derrame fuera de ti, de manera que donde quiera se verá la marca de mi Voluntad”.
    Después ha agregado: “Quien vive en mi Querer debe ser como centro de todo; mira el sol en lo alto, en el cielo se ve el centro de su luz, su circunferencia, pero la luz y el calor que expande tocan y llenan toda la tierra, haciéndose vida y luz de toda la naturaleza; así quien vive en mi Querer debe vivir como fundido en mi mismo centro, el cual es vida de todo; estas almas son más que sol, son luz, calor y fecundidad de todos los bienes, así que quienes no viven del todo en mi Querer, se pueden llamar plantas, flores, árboles, que reciben luz, calor, fecundidad y vida de estos soles, y viviendo en lo bajo están sujetos a crecer y a decrecer, están expuestos a los vientos, a las heladas, a las tempestades, en cambio quien vive en mi Querer, como sol tiene la primacía sobre todo, triunfa y conquista todo, y mientras él toca todo y se hace vida de todo, él es intangible, no se deja tocar por ninguno, porque viviendo en lo alto ninguno lo puede alcanzar”.
    profile
  • Vol. 20. Febrero 9, 1927 » Libro de
    Incapacidad de escribir. Así como el sol da siempre luz, así el Supremo Querer quiere dar siempre la luz de sus manifestaciones. Qué pasa cuando se deja de escribir lo que dice Jesús.
    Sentía que no quería escribir porque me sentía incapaz, y no sólo eso, sino era tal y tanta la postración de fuerzas que sentía, que no podía hacerlo, y pensaba entre mí que tal vez no era más Voluntad de Dios que yo escribiera, de otra manera me daría más ayuda y más fuerza, y además si Él quiere puede escribir sin mí. Y mi siempre amable Jesús moviéndose en mi interior me ha dicho:
    "Hija mía, el sol da siempre luz, no se cansa jamás de hacer su curso y de investir la superficie de la tierra, y su triunfo es cuando encuentra la semilla para hacerla germinar y desarrollarla para multiplicarla, la flor para darle el color y el perfume, el fruto para darle la dulzura y el sabor. El sol con el comunicar sus efectos muestra con los hechos que es el verdadero rey de la tierra, por eso triunfa cuando encuentra a quién poder comunicar sus efectos y ejercitar su oficio real sobre toda la naturaleza; en cambio donde no encuentra, en ciertas tierras, ni semillas, ni flores, ni plantas, ni frutos, no puede comunicar sus efectos, se los tiene todos en él y por eso se siente sin triunfo, es como un rey sin súbditos, que no puede ejercitar su oficio y por eso, como indignado porque no puede comunicar sus efectos quema tanto aquella tierra, que la hace estéril e incapaz de producir un hilo de hierba. Ahora hija mía, el sol es símbolo de mi Voluntad y Ella por naturaleza suya, en el alma donde reina quiere hacer su curso de luz, y como su Luz posee innumerables efectos, no se cansa jamás ni se agota, y por eso quiere comunicar sus efectos, y es su triunfo cuando encuentra en ti las disposiciones, en las que más que semillas, flores y frutos puede comunicar sus efectos, el perfume, el color, su dulzura, que convirtiéndose en conocimientos que a Ella pertenecen forma el encanto de su jardín, y mi Fiat Divino más que sol se siente rey que puede ejercitar su oficio real, siente que no sólo tiene sus súbditos, sino también a su hija, a la que conforme le comunica sus efectos, sus manifestaciones, así le comunica las semejanzas de reina, y esto es todo su triunfo, transformar al alma en reina y ataviarla con las vestiduras reales. Y como todas mis manifestaciones sobre el Fiat Supremo formarán el nuevo jardín de los hijos de mi reino, por eso quiere dar siempre con su Luz sus efectos en ti, para formarlo rico y opulento de todas las especies de flores, frutos y plantas celestiales, de modo que todos, atraídos por la variedad de tantas bellezas, se sentirán como raptados y buscarán vivir en mi reino. Ahora, si en ti faltaran las disposiciones para recibir las comunicaciones de los efectos del Sol de mi Voluntad y de sacarlos para escribirlos, para hacer conocer el bien que Ella contiene y sus inauditos prodigios, mi Voluntad haría como el sol, te quemaría, de modo que quedarías como tierra estéril e infecunda, y además, ¿cómo puedo escribir solo, sin ti? Mis manifestaciones deben ser palpables, no invisibles, deben caer bajo los sentidos de las criaturas, las cosas invisibles el ojo humano no tiene virtud de mirarlas, sería como si te dijera: "Escribe sin tinta, sin pluma y sin papel." ¿No sería absurdo e irrazonable? Entonces debiendo servir mis manifestaciones para uso de criaturas formadas de alma y cuerpo, también Yo tengo necesidad de la materia para escribir, y me la debes prestar tú, así que tú me sirves de tinta, de pluma y de papel, y con esto formo en ti mis caracteres, y tú sintiéndolos en ti, los haces salir y los vuelves palpables con escribirlos sobre el papel. Por eso tú no puedes escribir sin Mí, te faltaría el tema, el sujeto, el dictado delante para copiar, así que no sabrías decir nada, y Yo no puedo escribir sin ti, me faltarían las cosas principales para escribir: el papel de tu alma, la tinta de tu amor, la pluma de tu voluntad. Por eso es un trabajo que debemos hacer juntos y de acuerdo ambas partes."
    Entonces mientras escribía pensaba entre mí: "Antes de escribir ciertas pequeñas cosas que Jesús me dice, me parecen de poquísima importancia y por eso no me parece necesario ponerlas en el papel, pero en el acto de escribirlas, el modo en que Jesús me las ordena en mi interior cambia la escena y me parecen pequeñas en la apariencia, pero de gran importancia en la sustancia. Siendo así, ¿qué cuentas darán a Dios quienes han tenido y tienen autoridad sobre mí cuando no se han impuesto con la obediencia para hacerme escribir; cuantas cosas he omitido cuando no he recibido ninguna orden? Y Jesús moviéndose en mi interior me ha dicho:
    "Hija, cierto que me darán cuentas. Si creen que soy Yo, la cuenta será muy minuciosa, porque creer que soy Yo y no tomar en cuenta hasta una sola palabra, es como si quisieran sofocar un mar de bien para utilidad de las criaturas, porque mi palabra parte siempre de la fuerza de la potencia creadora, en efecto, un Fiat dije en la Creación y extendí un cielo tachonado con innumerables millones de estrellas, otro Fiat y formé el sol; no dije veinte palabras para formar otras tantas cosas en la Creación, sino un solo Fiat me bastó. Ahora, mi palabra contiene aun su potencia creadora, y no pueden saber si mi palabra está dirigida a formar un cielo, una estrella, un mar, un sol para las almas, por lo tanto no tomándolas en cuenta y no poniéndolas a la vista de las criaturas, me vienen a rechazar en Mí mismo este cielo, este sol, estrellas y mar que podrían hacer tanto bien a las criaturas, y el daño que vendría será imputado a aquel que no dándole importancia lo ha sofocado dentro de Mí. Si no creen que soy Yo, peor aun, porque son tan ciegos que no tienen ojos para ver el Sol de mi palabra, y la incredulidad lleva a la obstinación y a la dureza del corazón, en cambio el creer ablanda el corazón y lo dispone a hacerse subyugar por la gracia y a darle la vista para poder comprender mis verdades."
    profile
  • SEÑOR, TÚ ME CONOCES

    Tú, Señor, me conoces.
    Conoces mi vida y mis entrañas,
    mis sendas y mis sueños,
    mis idas y mis vueltas,
    mis dudas de siempre.
    Tú eres, a pesar de mis fallos,
    el Señor de mis alegrías y de mis penas.

    Déjame estar en tu presencia.
    Sosiégame.
    Serena mi espíritu.
    Abre mis sentidos.
    Lávame con agua fresca.
    Vísteme como a un hijo y háblame.

    Haz posible lo imposible:
    compromete mi vida
    con un amor fuerte y responsable,
    fiel –como el tuyo conmigo-
    a los últimos, a los pobres, a los hermanos
    en los que Tú, Señor, estás presente.

    Florentino Ulibarri.

    “Jesús quiere despertar en los hombres la fe, pero lo quiere respetando siempre la dignidad del hombre, porque en la búsqueda misma de la fe está ya presente una forma de fe”

    San Juan Pablo II.
    groups.wall
  • SEÑOR, TÚ ME CONOCES

    Tú, Señor, me conoces.
    Conoces mi vida y mis entrañas,
    mis sendas y mis sueños,
    mis idas y mis vueltas,
    mis dudas de siempre.
    Tú eres, a pesar de mis fallos,
    el Señor de mis alegrías y de mis penas.

    Déjame estar en tu presencia.
    Sosiégame.
    Serena mi espíritu.
    Abre mis sentidos.
    Lávame con agua fresca.
    Vísteme como a un hijo y háblame.

    Haz posible lo imposible:
    compromete mi vida
    con un amor fuerte y responsable,
    fiel –como el tuyo conmigo-
    a los últimos, a los pobres, a los hermanos
    en los que Tú, Señor, estás presente.

    Florentino Ulibarri.

    “Jesús quiere despertar en los hombres la fe, pero lo quiere respetando siempre la dignidad del hombre, porque en la búsqueda misma de la fe está ya presente una forma de fe”

    San Juan Pablo II.
    groups.wall
  • SEÑOR, TÚ ME CONOCES

    Tú, Señor, me conoces.
    Conoces mi vida y mis entrañas,
    mis sendas y mis sueños,
    mis idas y mis vueltas,
    mis dudas de siempre.
    Tú eres, a pesar de mis fallos,
    el Señor de mis alegrías y de mis penas.

    Déjame estar en tu presencia.
    Sosiégame.
    Serena mi espíritu.
    Abre mis sentidos.
    Lávame con agua fresca.
    Vísteme como a un hijo y háblame.

    Haz posible lo imposible:
    compromete mi vida
    con un amor fuerte y responsable,
    fiel –como el tuyo conmigo-
    a los últimos, a los pobres, a los hermanos
    en los que Tú, Señor, estás presente.

    Florentino Ulibarri.

    “Jesús quiere despertar en los hombres la fe, pero lo quiere respetando siempre la dignidad del hombre, porque en la búsqueda misma de la fe está ya presente una forma de fe”

    San Juan Pablo II.
    groups.wall
  • SEÑOR, TÚ ME CONOCES

    Tú, Señor, me conoces.
    Conoces mi vida y mis entrañas,
    mis sendas y mis sueños,
    mis idas y mis vueltas,
    mis dudas de siempre.
    Tú eres, a pesar de mis fallos,
    el Señor de mis alegrías y de mis penas.

    Déjame estar en tu presencia.
    Sosiégame.
    Serena mi espíritu.
    Abre mis sentidos.
    Lávame con agua fresca.
    Vísteme como a un hijo y háblame.

    Haz posible lo imposible:
    compromete mi vida
    con un amor fuerte y responsable,
    fiel –como el tuyo conmigo-
    a los últimos, a los pobres, a los hermanos
    en los que Tú, Señor, estás presente.

    Florentino Ulibarri.

    “Jesús quiere despertar en los hombres la fe, pero lo quiere respetando siempre la dignidad del hombre, porque en la búsqueda misma de la fe está ya presente una forma de fe”

    San Juan Pablo II.
    groups.wall
  • SEÑOR, TÚ ME CONOCES

    Tú, Señor, me conoces.
    Conoces mi vida y mis entrañas,
    mis sendas y mis sueños,
    mis idas y mis vueltas,
    mis dudas de siempre.
    Tú eres, a pesar de mis fallos,
    el Señor de mis alegrías y de mis penas.

    Déjame estar en tu presencia.
    Sosiégame.
    Serena mi espíritu.
    Abre mis sentidos.
    Lávame con agua fresca.
    Vísteme como a un hijo y háblame.

    Haz posible lo imposible:
    compromete mi vida
    con un amor fuerte y responsable,
    fiel –como el tuyo conmigo-
    a los últimos, a los pobres, a los hermanos
    en los que Tú, Señor, estás presente.

    Florentino Ulibarri.

    “Jesús quiere despertar en los hombres la fe, pero lo quiere respetando siempre la dignidad del hombre, porque en la búsqueda misma de la fe está ya presente una forma de fe”

    San Juan Pablo II.
    groups.wall
  • SEÑOR, TÚ ME CONOCES

    Tú, Señor, me conoces.
    Conoces mi vida y mis entrañas,
    mis sendas y mis sueños,
    mis idas y mis vueltas,
    mis dudas de siempre.
    Tú eres, a pesar de mis fallos,
    el Señor de mis alegrías y de mis penas.

    Déjame estar en tu presencia.
    Sosiégame.
    Serena mi espíritu.
    Abre mis sentidos.
    Lávame con agua fresca.
    Vísteme como a un hijo y háblame.

    Haz posible lo imposible:
    compromete mi vida
    con un amor fuerte y responsable,
    fiel –como el tuyo conmigo-
    a los últimos, a los pobres, a los hermanos
    en los que Tú, Señor, estás presente.

    Florentino Ulibarri.

    “Jesús quiere despertar en los hombres la fe, pero lo quiere respetando siempre la dignidad del hombre, porque en la búsqueda misma de la fe está ya presente una forma de fe”

    San Juan Pablo II.
    groups.wall
  • SEÑOR, TÚ ME CONOCES

    Tú, Señor, me conoces.
    Conoces mi vida y mis entrañas,
    mis sendas y mis sueños,
    mis idas y mis vueltas,
    mis dudas de siempre.
    Tú eres, a pesar de mis fallos,
    el Señor de mis alegrías y de mis penas.

    Déjame estar en tu presencia.
    Sosiégame.
    Serena mi espíritu.
    Abre mis sentidos.
    Lávame con agua fresca.
    Vísteme como a un hijo y háblame.

    Haz posible lo imposible:
    compromete mi vida
    con un amor fuerte y responsable,
    fiel –como el tuyo conmigo-
    a los últimos, a los pobres, a los hermanos
    en los que Tú, Señor, estás presente.

    Florentino Ulibarri.

    “Jesús quiere despertar en los hombres la fe, pero lo quiere respetando siempre la dignidad del hombre, porque en la búsqueda misma de la fe está ya presente una forma de fe”

    San Juan Pablo II.
    groups.wall
  • SEÑOR, TÚ ME CONOCES

    Tú, Señor, me conoces.
    Conoces mi vida y mis entrañas,
    mis sendas y mis sueños,
    mis idas y mis vueltas,
    mis dudas de siempre.
    Tú eres, a pesar de mis fallos,
    el Señor de mis alegrías y de mis penas.

    Déjame estar en tu presencia.
    Sosiégame.
    Serena mi espíritu.
    Abre mis sentidos.
    Lávame con agua fresca.
    Vísteme como a un hijo y háblame.

    Haz posible lo imposible:
    compromete mi vida
    con un amor fuerte y responsable,
    fiel –como el tuyo conmigo-
    a los últimos, a los pobres, a los hermanos
    en los que Tú, Señor, estás presente.

    Florentino Ulibarri.

    “Jesús quiere despertar en los hombres la fe, pero lo quiere respetando siempre la dignidad del hombre, porque en la búsqueda misma de la fe está ya presente una forma de fe”

    San Juan Pablo II.
    groups.wall
  • SEÑOR, TÚ ME CONOCES

    Tú, Señor, me conoces.
    Conoces mi vida y mis entrañas,
    mis sendas y mis sueños,
    mis idas y mis vueltas,
    mis dudas de siempre.
    Tú eres, a pesar de mis fallos,
    el Señor de mis alegrías y de mis penas.

    Déjame estar en tu presencia.
    Sosiégame.
    Serena mi espíritu.
    Abre mis sentidos.
    Lávame con agua fresca.
    Vísteme como a un hijo y háblame.

    Haz posible lo imposible:
    compromete mi vida
    con un amor fuerte y responsable,
    fiel –como el tuyo conmigo-
    a los últimos, a los pobres, a los hermanos
    en los que Tú, Señor, estás presente.

    Florentino Ulibarri.

    “Jesús quiere despertar en los hombres la fe, pero lo quiere respetando siempre la dignidad del hombre, porque en la búsqueda misma de la fe está ya presente una forma de fe”

    San Juan Pablo II.
    groups.wall
  • SEÑOR, TÚ ME CONOCES

    Tú, Señor, me conoces.
    Conoces mi vida y mis entrañas,
    mis sendas y mis sueños,
    mis idas y mis vueltas,
    mis dudas de siempre.
    Tú eres, a pesar de mis fallos,
    el Señor de mis alegrías y de mis penas.

    Déjame estar en tu presencia.
    Sosiégame.
    Serena mi espíritu.
    Abre mis sentidos.
    Lávame con agua fresca.
    Vísteme como a un hijo y háblame.

    Haz posible lo imposible:
    compromete mi vida
    con un amor fuerte y responsable,
    fiel –como el tuyo conmigo-
    a los últimos, a los pobres, a los hermanos
    en los que Tú, Señor, estás presente.

    Florentino Ulibarri.

    “Jesús quiere despertar en los hombres la fe, pero lo quiere respetando siempre la dignidad del hombre, porque en la búsqueda misma de la fe está ya presente una forma de fe”

    San Juan Pablo II.
    groups.wall
  • SEÑOR, TÚ ME CONOCES

    Tú, Señor, me conoces.
    Conoces mi vida y mis entrañas,
    mis sendas y mis sueños,
    mis idas y mis vueltas,
    mis dudas de siempre.
    Tú eres, a pesar de mis fallos,
    el Señor de mis alegrías y de mis penas.

    Déjame estar en tu presencia.
    Sosiégame.
    Serena mi espíritu.
    Abre mis sentidos.
    Lávame con agua fresca.
    Vísteme como a un hijo y háblame.

    Haz posible lo imposible:
    compromete mi vida
    con un amor fuerte y responsable,
    fiel –como el tuyo conmigo-
    a los últimos, a los pobres, a los hermanos
    en los que Tú, Señor, estás presente.

    Florentino Ulibarri.

    “Jesús quiere despertar en los hombres la fe, pero lo quiere respetando siempre la dignidad del hombre, porque en la búsqueda misma de la fe está ya presente una forma de fe”

    San Juan Pablo II.
    groups.wall
  • SEÑOR, TÚ ME CONOCES

    Tú, Señor, me conoces.
    Conoces mi vida y mis entrañas,
    mis sendas y mis sueños,
    mis idas y mis vueltas,
    mis dudas de siempre.
    Tú eres, a pesar de mis fallos,
    el Señor de mis alegrías y de mis penas.

    Déjame estar en tu presencia.
    Sosiégame.
    Serena mi espíritu.
    Abre mis sentidos.
    Lávame con agua fresca.
    Vísteme como a un hijo y háblame.

    Haz posible lo imposible:
    compromete mi vida
    con un amor fuerte y responsable,
    fiel –como el tuyo conmigo-
    a los últimos, a los pobres, a los hermanos
    en los que Tú, Señor, estás presente.

    Florentino Ulibarri.

    “Jesús quiere despertar en los hombres la fe, pero lo quiere respetando siempre la dignidad del hombre, porque en la búsqueda misma de la fe está ya presente una forma de fe”

    San Juan Pablo II.
    groups.wall
  • SEÑOR, TÚ ME CONOCES

    Tú, Señor, me conoces.
    Conoces mi vida y mis entrañas,
    mis sendas y mis sueños,
    mis idas y mis vueltas,
    mis dudas de siempre.
    Tú eres, a pesar de mis fallos,
    el Señor de mis alegrías y de mis penas.

    Déjame estar en tu presencia.
    Sosiégame.
    Serena mi espíritu.
    Abre mis sentidos.
    Lávame con agua fresca.
    Vísteme como a un hijo y háblame.

    Haz posible lo imposible:
    compromete mi vida
    con un amor fuerte y responsable,
    fiel –como el tuyo conmigo-
    a los últimos, a los pobres, a los hermanos
    en los que Tú, Señor, estás presente.

    Florentino Ulibarri.

    “Jesús quiere despertar en los hombres la fe, pero lo quiere respetando siempre la dignidad del hombre, porque en la búsqueda misma de la fe está ya presente una forma de fe”

    San Juan Pablo II.
    groups.wall
  • SEÑOR, TÚ ME CONOCES

    Tú, Señor, me conoces.
    Conoces mi vida y mis entrañas,
    mis sendas y mis sueños,
    mis idas y mis vueltas,
    mis dudas de siempre.
    Tú eres, a pesar de mis fallos,
    el Señor de mis alegrías y de mis penas.

    Déjame estar en tu presencia.
    Sosiégame.
    Serena mi espíritu.
    Abre mis sentidos.
    Lávame con agua fresca.
    Vísteme como a un hijo y háblame.

    Haz posible lo imposible:
    compromete mi vida
    con un amor fuerte y responsable,
    fiel –como el tuyo conmigo-
    a los últimos, a los pobres, a los hermanos
    en los que Tú, Señor, estás presente.

    Florentino Ulibarri.

    “Jesús quiere despertar en los hombres la fe, pero lo quiere respetando siempre la dignidad del hombre, porque en la búsqueda misma de la fe está ya presente una forma de fe”

    San Juan Pablo II.
    groups.wall
  • SEÑOR, TÚ ME CONOCES

    Tú, Señor, me conoces.
    Conoces mi vida y mis entrañas,
    mis sendas y mis sueños,
    mis idas y mis vueltas,
    mis dudas de siempre.
    Tú eres, a pesar de mis fallos,
    el Señor de mis alegrías y de mis penas.

    Déjame estar en tu presencia.
    Sosiégame.
    Serena mi espíritu.
    Abre mis sentidos.
    Lávame con agua fresca.
    Vísteme como a un hijo y háblame.

    Haz posible lo imposible:
    compromete mi vida
    con un amor fuerte y responsable,
    fiel –como el tuyo conmigo-
    a los últimos, a los pobres, a los hermanos
    en los que Tú, Señor, estás presente.

    Florentino Ulibarri.

    “Jesús quiere despertar en los hombres la fe, pero lo quiere respetando siempre la dignidad del hombre, porque en la búsqueda misma de la fe está ya presente una forma de fe”

    San Juan Pablo II.
    groups.wall
  • SEÑOR, TÚ ME CONOCES

    Tú, Señor, me conoces.
    Conoces mi vida y mis entrañas,
    mis sendas y mis sueños,
    mis idas y mis vueltas,
    mis dudas de siempre.
    Tú eres, a pesar de mis fallos,
    el Señor de mis alegrías y de mis penas.

    Déjame estar en tu presencia.
    Sosiégame.
    Serena mi espíritu.
    Abre mis sentidos.
    Lávame con agua fresca.
    Vísteme como a un hijo y háblame.

    Haz posible lo imposible:
    compromete mi vida
    con un amor fuerte y responsable,
    fiel –como el tuyo conmigo-
    a los últimos, a los pobres, a los hermanos
    en los que Tú, Señor, estás presente.

    Florentino Ulibarri.

    “Jesús quiere despertar en los hombres la fe, pero lo quiere respetando siempre la dignidad del hombre, porque en la búsqueda misma de la fe está ya presente una forma de fe”

    San Juan Pablo II.
    groups.wall
  • SEÑOR, TÚ ME CONOCES

    Tú, Señor, me conoces.
    Conoces mi vida y mis entrañas,
    mis sendas y mis sueños,
    mis idas y mis vueltas,
    mis dudas de siempre.
    Tú eres, a pesar de mis fallos,
    el Señor de mis alegrías y de mis penas.

    Déjame estar en tu presencia.
    Sosiégame.
    Serena mi espíritu.
    Abre mis sentidos.
    Lávame con agua fresca.
    Vísteme como a un hijo y háblame.

    Haz posible lo imposible:
    compromete mi vida
    con un amor fuerte y responsable,
    fiel –como el tuyo conmigo-
    a los últimos, a los pobres, a los hermanos
    en los que Tú, Señor, estás presente.

    Florentino Ulibarri.

    “Jesús quiere despertar en los hombres la fe, pero lo quiere respetando siempre la dignidad del hombre, porque en la búsqueda misma de la fe está ya presente una forma de fe”

    San Juan Pablo II.
    groups.wall
  • SEÑOR, TÚ ME CONOCES

    Tú, Señor, me conoces.
    Conoces mi vida y mis entrañas,
    mis sendas y mis sueños,
    mis idas y mis vueltas,
    mis dudas de siempre.
    Tú eres, a pesar de mis fallos,
    el Señor de mis alegrías y de mis penas.

    Déjame estar en tu presencia.
    Sosiégame.
    Serena mi espíritu.
    Abre mis sentidos.
    Lávame con agua fresca.
    Vísteme como a un hijo y háblame.

    Haz posible lo imposible:
    compromete mi vida
    con un amor fuerte y responsable,
    fiel –como el tuyo conmigo-
    a los últimos, a los pobres, a los hermanos
    en los que Tú, Señor, estás presente.

    Florentino Ulibarri.

    “Jesús quiere despertar en los hombres la fe, pero lo quiere respetando siempre la dignidad del hombre, porque en la búsqueda misma de la fe está ya presente una forma de fe”

    San Juan Pablo II.
    groups.wall
  • SEÑOR, TÚ ME CONOCES

    Tú, Señor, me conoces.
    Conoces mi vida y mis entrañas,
    mis sendas y mis sueños,
    mis idas y mis vueltas,
    mis dudas de siempre.
    Tú eres, a pesar de mis fallos,
    el Señor de mis alegrías y de mis penas.

    Déjame estar en tu presencia.
    Sosiégame.
    Serena mi espíritu.
    Abre mis sentidos.
    Lávame con agua fresca.
    Vísteme como a un hijo y háblame.

    Haz posible lo imposible:
    compromete mi vida
    con un amor fuerte y responsable,
    fiel –como el tuyo conmigo-
    a los últimos, a los pobres, a los hermanos
    en los que Tú, Señor, estás presente.

    Florentino Ulibarri.

    “Jesús quiere despertar en los hombres la fe, pero lo quiere respetando siempre la dignidad del hombre, porque en la búsqueda misma de la fe está ya presente una forma de fe”

    San Juan Pablo II.
    groups.wall
  • SEÑOR, TÚ ME CONOCES

    Tú, Señor, me conoces.
    Conoces mi vida y mis entrañas,
    mis sendas y mis sueños,
    mis idas y mis vueltas,
    mis dudas de siempre.
    Tú eres, a pesar de mis fallos,
    el Señor de mis alegrías y de mis penas.

    Déjame estar en tu presencia.
    Sosiégame.
    Serena mi espíritu.
    Abre mis sentidos.
    Lávame con agua fresca.
    Vísteme como a un hijo y háblame.

    Haz posible lo imposible:
    compromete mi vida
    con un amor fuerte y responsable,
    fiel –como el tuyo conmigo-
    a los últimos, a los pobres, a los hermanos
    en los que Tú, Señor, estás presente.

    Florentino Ulibarri.

    “Jesús quiere despertar en los hombres la fe, pero lo quiere respetando siempre la dignidad del hombre, porque en la búsqueda misma de la fe está ya presente una forma de fe”

    San Juan Pablo II.
    groups.wall
  • SEÑOR, TÚ ME CONOCES

    Tú, Señor, me conoces.
    Conoces mi vida y mis entrañas,
    mis sendas y mis sueños,
    mis idas y mis vueltas,
    mis dudas de siempre.
    Tú eres, a pesar de mis fallos,
    el Señor de mis alegrías y de mis penas.

    Déjame estar en tu presencia.
    Sosiégame.
    Serena mi espíritu.
    Abre mis sentidos.
    Lávame con agua fresca.
    Vísteme como a un hijo y háblame.

    Haz posible lo imposible:
    compromete mi vida
    con un amor fuerte y responsable,
    fiel –como el tuyo conmigo-
    a los últimos, a los pobres, a los hermanos
    en los que Tú, Señor, estás presente.

    Florentino Ulibarri.

    “Jesús quiere despertar en los hombres la fe, pero lo quiere respetando siempre la dignidad del hombre, porque en la búsqueda misma de la fe está ya presente una forma de fe”

    San Juan Pablo II.
    groups.wall
  • SEÑOR, TÚ ME CONOCES

    Tú, Señor, me conoces.
    Conoces mi vida y mis entrañas,
    mis sendas y mis sueños,
    mis idas y mis vueltas,
    mis dudas de siempre.
    Tú eres, a pesar de mis fallos,
    el Señor de mis alegrías y de mis penas.

    Déjame estar en tu presencia.
    Sosiégame.
    Serena mi espíritu.
    Abre mis sentidos.
    Lávame con agua fresca.
    Vísteme como a un hijo y háblame.

    Haz posible lo imposible:
    compromete mi vida
    con un amor fuerte y responsable,
    fiel –como el tuyo conmigo-
    a los últimos, a los pobres, a los hermanos
    en los que Tú, Señor, estás presente.

    Florentino Ulibarri.

    “Jesús quiere despertar en los hombres la fe, pero lo quiere respetando siempre la dignidad del hombre, porque en la búsqueda misma de la fe está ya presente una forma de fe”

    San Juan Pablo II.
    groups.wall
  • SEÑOR, TÚ ME CONOCES

    Tú, Señor, me conoces.
    Conoces mi vida y mis entrañas,
    mis sendas y mis sueños,
    mis idas y mis vueltas,
    mis dudas de siempre.
    Tú eres, a pesar de mis fallos,
    el Señor de mis alegrías y de mis penas.

    Déjame estar en tu presencia.
    Sosiégame.
    Serena mi espíritu.
    Abre mis sentidos.
    Lávame con agua fresca.
    Vísteme como a un hijo y háblame.

    Haz posible lo imposible:
    compromete mi vida
    con un amor fuerte y responsable,
    fiel –como el tuyo conmigo-
    a los últimos, a los pobres, a los hermanos
    en los que Tú, Señor, estás presente.

    Florentino Ulibarri.

    “Jesús quiere despertar en los hombres la fe, pero lo quiere respetando siempre la dignidad del hombre, porque en la búsqueda misma de la fe está ya presente una forma de fe”

    San Juan Pablo II.
    profile
  • https://www.youtube.com/watch?v=UVjsaqOnaJk LA REFLEXION DEL DIA 17 DE JULIO, 2017
    profile
  • Vol. 20. Febrero 3, 1927 »Libro de cielo
    En el reino del Fiat Divino una será la Voluntad. Un dicho sobre la Voluntad Divina puede ser una llave, una puerta, un camino. La Suprema Voluntad en todas las cosas creadas forma tantos pechos para hacer mamar a sus hijos los conocimientos de Ella.
    Mi siempre amable Jesús atrayéndome toda a Él me ha dicho:
    "Hija mía, el reino del Fiat Divino tendrá como centro una sola Voluntad, que es la Divina, por lo tanto una será la Voluntad de todos, que difundiéndose a todos y abrazando todo, dará la felicidad, el orden, la armonía, la fuerza y la belleza a todos, así que será el reino de una sola Voluntad, una Voluntad para todos y todos a una sola Voluntad. ¿Quién vuelve feliz la patria celestial sino la Voluntad de Dios y la Voluntad de todos? Oh, si en el Cielo pudiese entrar otra voluntad que no fuese la de Dios, lo que no puede ser, los santos perderían la paz perenne y sentirían el desorden de una voluntad que no es divina, que no contiene todos los bienes y que no es santa ni portadora de felicidad y de paz, por lo tanto todos unánimemente la echarían fuera. Por eso el reino del Fiat tendrá por ley, por régimen, por dominio, a mi Voluntad y en virtud de Ella todos serán felices, de una sola felicidad, no habrá jamás disputas, sino paz perenne."
    Después de esto, sintiendo el gran esfuerzo que hacía al escribir y el trabajo que me costaba, me sentía indecisa si debía o no continuar escribiendo, y mi amado Jesús incitándome me ha dicho:
    "Hija mía, cada palabra de más sobre mi Voluntad puede ser una llave de más para abrir el reino del Fiat Supremo, cada conocimiento de él puede ser una puerta nueva que se forma para dar más comodidad, más entradas para hacer entrar a los hijos de su reino; cada semejanza sobre mi Voluntad es un camino de más que se forma para volver más fáciles las comunicaciones de este reino. La más pequeña cosa relacionada con el Fiat, es un latido de Él que quiere formar en medio de los hijos de su reino, y sofocar este latido hija mía, no conviene, este latido llevará una Vida nueva y Divina bilocada por este latido para hacer gozar a quien tendrá la fortuna de poseer este reino. ¿No sabes tú que para decir que existe un reino es necesario primero formarlo y después decir que existe? Por eso es necesario que sean formados los caminos, las puertas de seguridad, las llaves de oro, no falsificadas de otro metal, para volver fácil la entrada en el reino de mi Voluntad, por eso un camino de menos, una llave que falte, una puerta cerrada, puede hacer más dificultosa, menos fácil la entrada en él. Por eso todo lo que te digo no sólo sirve para formar este reino, sino que sirve también para ayudar a aquellos que querrán poseerlo. Por eso la hija primogénita de mi Voluntad debe tener cuidado para hacer más fácil lo que respecta al reino del Eterno Fiat."
    Luego estaba siguiendo mis actos en el Supremo Querer y encontrándome fuera de mí misma giraba por toda la Creación para seguir a la Divina Voluntad en cada cosa creada, pero mientras esto hacía se rompía el velo de cada cosa y se veía habitante en ellas al Santo Querer, que hacía cada acto que cada cosa creada contiene, siempre obrante sin detenerse jamás, y mi dulce Jesús saliendo de dentro de mi interior me ha dicho:
    "Hija mía, mira el Amor exuberante de mi Voluntad, siempre estable, siempre obrante, siempre en acto de dar, sin jamás retroceder en lo que estableció hacer cuando el Fiat Supremo resonó en la Creación, Ella tomó el empeño de hacer todas las artes, de desempeñar todos los oficios, de hacer todos los servicios, de tomar cualquier forma para volver feliz al hombre. Es más, hizo más que madre ternísima disponiendo todas las cosas creadas, casi como tantos pechos en los cuales Ella se escondía dentro para hacerse mamar por el hombre, así que se hizo sol para hacerle mamar su luz, se hizo cielo para hacerle mamar el amor vital de la inmutabilidad, se hizo estrellas para hacerle chupar la variedad de los bienes que contienen sus obras, se hizo agua, plantas y flores para hacerle mamar el agua de la gracia y quitarle la sed, para hacerle mamar su dulzura y sus castos perfumes; todas las formas tomó mi Voluntad: De ave, de cordero, de paloma, en suma, de todo, para ponerse en la boca del hombre y hacerse mamar por él para darle el bien que cada cosa creada contenía. Sólo una Voluntad Divina que en un desahogo de su amor creaba todo, podía tomar tantas formas, hacer tantos oficios, ser tan persistente sin jamás cesar de hacer sus actos. No obstante, ¿quién busca penetrar en cada cosa creada para ver quién es Aquélla que le ofrece su pecho para dar su leche, para amamantar a las criaturas, para recrearlas y para volverlas felices? Casi ninguno, Ella se desentraña continuamente, da su Vida en cada cosa creada para dar vida, y no se dignan ni siquiera mirarla para ver quién es Aquélla que los ama tanto y es vida de su vida. Por eso el dolor de mi Voluntad es grande, por tantas ingratitudes de las criaturas. Por eso con paciencia divina e invencible espera a sus hijos, que conociéndola arranquen el velo a las cosas creadas que la esconden y reconozcan el pecho de su Mamá y reconocientes y como verdaderos hijos suyos mamen esos pechos divinos. He aquí por qué la gloria de toda la Creación, de toda la Redención, de tu Jesús y del Eterno Fiat sólo estará completa cuando se peguen a su pecho los hijos de su reino, para mamar sus tetas y reconociéndola no se despegarán de su seno, y Ella dará todos los bienes y tendrá la gloria, el contento de ver a todos sus hijos felices, y estos hijos tendrán el honor, la gloria de copiar en ellos mismos a la Madre que con tanto amor los tiene en su seno para nutrirlos con su leche divina. Ahora, mi Voluntad se encuentra en las condiciones como se encuentra el sol cuando las nubes impiden que la plenitud de su luz, con toda su viveza, no puede investir la tierra, entonces el sol, por causa de las nubes, no puede desplegar toda su luz que contiene, como si las nubes impidiesen la gloria al sol de dar el curso de su luz siempre igual, siempre fija, como de hecho la da. Así las nubes de la voluntad humana impiden todo el curso que el Sol de mi Voluntad quisiera hacer hacia ellas, y no pudiendo comunicar todos los bienes que contiene, tanto por medio de la Creación como directamente, su gloria queda interceptada por las nubes de la voluntad humana. Pero cuando conozcan el Fiat Supremo y se den por hijos suyos, estas nubes serán quitadas y Ella podrá dar los bienes que posee, entonces nuestra gloria será completa en medio de las criaturas."
    profile
  • REFLEXION DEL DIA 16 DE JULIO, 2017 https://www.youtube.com/watch?v=QQL6VdYQIN4 #ORACONELCORAZON
    profile
  • El amor es la cosa más segura para evitar el Purgatorio.

    Continuando mi habitual estado, por poco tiempo ha venido el bendito Jesús, y yo sin pensarlo he preguntado:
    “Señor, ayer me confesé; si hubiera muerto, siendo que la confesión perdona las culpas, ¿me habrías llevado directamente al paraíso?”
    Y Él: “Hija mía, es verdad que la confesión perdona las culpas, pero la cosa más segura y cierta para exentar el purgatorio es el amor, así que en el alma el amor debe ser la pasión predominante: Amor el pensamiento, la palabra, los movimientos, todo, todo debe ser envuelto por este amor, y así, el Amor Increado encontrando todo amor, absorbe en Sí al amor creado.
    En efecto, qué otra cosa hace el purgatorio sino llenar los vacíos de amor que hay en el alma, y cuando llena estos vacíos la manda al Cielo.
    Si no hay estos vacíos, no es cosa que pertenezca al purgatorio”.

    Libro de Cielo, Vol. 8 Julio 14, 1907
    Por siempre Fiat
    profile
  • Para reinar, la Santidad del vivir en el Divino Querer debe ser conocida.

    Habiéndome dicho el confesor que debía hacer copiar de mis escritos lo que sobre las diversas virtudes el bendito Jesús me ha hecho escribir, sentía en mí una pena, un martirio por hacer salir lo que Jesús me había dicho; entonces, al venir el bendito Jesús le he dicho: “Amor mío, sólo para mí este martirio, que yo misma deba ser instrumento para hacer salir lo que Tú me has manifestado, mucho más porque debiendo hacer salir lo que me has dicho, me veo obligada en ciertas cosas a ponerme fuera también a mi misma. Mi Jesús, qué martirio, sin embargo, si bien con sumo dolor de mi alma estoy obligada a obedecer. Dame la fuerza, ayúdame, sólo para mí esto; has dicho tantas cosas a otros, les has hecho tantas gracias y ninguno ha sabido nada, y si bien después de su muerte se ha conocido alguna cosa, el resto ha quedado todo sepultado con ellos, sólo a mí me toca este martirio”. Y Jesús todo bondad me ha dicho:
    “Hija mía, ánimo, no te abatas demasiado, Yo estaré contigo también en esto. Ante mi Querer el tuyo debe desaparecer, y además es la santidad de mi Querer que quiere ser conocida, esta es la causa. La santidad del vivir en mi Querer no tiene camino, ni puertas, ni llaves, ni habitaciones, invade todo, es como el aire que se respira, que todos deben y pueden respirarlo, basta sólo con que lo quieran y que hagan a un lado el querer humano, el Querer Divino se hará respirar por el alma y le dará la vida, los efectos, el valor de la Vida de mi Querer, y si no es conocido, ¿cómo podrán amar y querer un vivir tan santo, que es la gloria más grande que puede darme la criatura? La santidad de las otras virtudes es bastante conocida en toda la Iglesia, y quien quiere puede copiarla, por eso no tengo premura por multiplicar su conocimiento; pero la santidad del vivir en mi Querer, los efectos, el valor que contiene, la última pincelada que dará mi mano creadora a la criatura para volverla semejante a Mi, no es conocida aún, he aquí por qué toda mi premura de que se publique todo lo que te he dicho, y si esto no hicieras vendrías como a restringir mi Querer, a aprisionar en Mí las llamas que me devoran, y a hacerme retardar la completa gloria que me debe la Creación. Sólo quiero que las cosas salgan ordenadas, porque una palabra que falte, un nexo, una conexión, un período truncado, en vez de dar luz arrojará tinieblas, y en vez de hacer que me den gloria y amor, las criaturas quedarán indiferentes, por eso sé atenta, lo que he dicho Yo quiero que salga entero”.
    Y yo: “Pero para poner entera tu parte estoy obligada a poner parte de lo mío.”
    Y Jesús: “¿Y con esto qué quieres decir? Si el camino lo hemos hecho juntos, ¿quieres que salga sólo Yo? Además, ¿a quién debo señalar y poner como ejemplo para imitar, si aquélla a quien he enseñado y tiene la práctica del modo de cómo vivir en mi Querer no quiere ser conocida? Hija mía, esto es absurdo”.
    “¡Ah! Jesús, en qué laberinto me pones, me siento morir. Espero que tu Fiat me dé la fuerza”.
    “Por eso quita tu querer, y mi Fiat hará todo”.(vol14- julio16 de 1922)
    profile
  • LIBRO DE CIELO, LUISA PICCARRETA.
    Febrero 4, 1922
    Las almas que viven en la Divina Voluntad toman
    parte de la actividad eterna de la Divina Voluntad.

    Continuando mi habitual estado, mi dulce Jesús al venir me ha dicho:
    “Hija mía, las almas que viven en mi Voluntad son las pequeñas ruedas que giran en la gran rueda de la eternidad. Mi Voluntad es el movimiento y la vida de la rueda de la eternidad interminable; conforme ellas entren en mi Querer para orar, para amar, para obrar, etc., la rueda de la eternidad las hace girar en su circunferencia interminable, y ellas, como en esa rueda encuentran todo lo que se ha hecho y lo que se debe hacer, todo lo que debería hacerse y no se hace, a medida que giran derraman luz y oleadas divinas en lo que se ha hecho y se debe hacer, dando a nombre de todos el honor divino a su Creador, y rehacen lo que no ha sido hecho por las criaturas. ¡Oh! Cómo es bello ver entrar a un alma en mi Querer, en cuanto entra, la gran rueda de la eternidad le da la cuerda para hacerla girar en su gran mole, y la pequeña rueda hace giros eternos; la cuerda de la gran rueda la pone en comunicación con todas las cuerdas divinas, y mientras gira hace lo que hace su mismo Creador, por eso estas almas son como las primeras creadas por Mí, y como las últimas, porque al girar se encuentran al principio, en medio y al final; así que serán la corona de toda la familia humana, la gloria, el honor y el suplemento de todo, y el regreso a Dios de todo el orden de las cosas creadas por Él. Por eso tus giros sean continuos en mi Querer, Yo te daré la cuerda y tú te prestarás a recibirla, ¿no es verdad?”
    Después ha agregado: “No has dicho todos los giros que hace la ruedecilla de tu voluntad en la gran rueda de la eternidad”.
    Y yo: “¿Cómo podía decirlos si no lo sé?”
    Y Él: “En cuanto el alma entra en mi Voluntad, aun con una simple adhesión, con un abandono, Yo le doy la cuerda para hacerla girar, ¿y sabes cuántas veces gira? Gira por cuantas inteligencias piensan, por cuantas miradas dirigen las criaturas, por cuantas palabras dicen, por cuantas obras y por cuantos pasos se hacen, giran a cada acto divino, a cada movimiento, a cada gracia que del Cielo desciende, en suma, en todo lo que se hace en el Cielo y en la tierra ellas forman el giro; los giros de estas ruedecillas son veloces, rápidos, así que son incalculables a ellas mismas, pero Yo los numero todos, primero para tomarme la gloria, el amor eterno que me dan, y después para fundir todo el bien eterno, para darles la capacidad de hacerlas sobrepasar todo, para poder abrazar a todos y hacerse corona de todo”.
    profile
  • Tal como en el sol el fuego produce en el mismo instante la luz y el calor, de modo que no se puede concebir el fuego sin la luz y el calor, así no se puede concebir el Padre antes del Hijo y del Espíritu Santo, y así los Tres tienen mutuamente el mismo principio eterno.
    profile
  • UN DÍA COMO HOY: Vol 14 - Julio 16, 1922

    Para reinar, la santidad del vivir en el Divino Querer debe ser conocida.

    Habiéndome dicho el confesor que debía hacer copiar de mis escritos lo que sobre las diversas virtudes el bendito Jesús me ha hecho escribir, sentía en mí un pena, un martirio por hacer salir lo que Jesús me había dicho; entonces, al venir el bendito Jesús le he dicho: “Amor mío, sólo para mí este martirio, que yo misma deba ser instrumento para hacer salir lo que Tú me has manifestado, mucho más porque debiendo hacer salir lo que me has dicho, me veo obligada en ciertas cosas a ponerme fuera también a mi misma. Mi Jesús, qué martirio, sin embargo, si bien con sumo dolor de mi alma estoy obligada a obedecer. Dame la fuerza, ayúdame, sólo para mí esto; has dicho tantas cosas a otros, les has hecho tantas gracias y ninguno ha sabido nada, y si bien después de su muerte se ha conocido alguna cosa, el resto ha quedado todo sepultado con ellos, sólo a mí me toca este martirio.” Y Jesús todo bondad me ha dicho:

    “Hija mía, ánimo, no te abatas demasiado, Yo estaré contigo también en esto. Ante mi Querer el tuyo debe desaparecer, y además es la Santidad de mi Querer que quiere ser conocida, esta es la causa. La santidad del vivir en mi Querer no tiene camino, ni puertas, ni llaves, ni habitaciones, invade todo, es como el aire que se respira, que todos deben y pueden respirarlo, basta sólo con que lo quieran y que pongan a un lado el querer humano y el Querer Divino se hará respirar por el alma y le dará la vida, los efectos, el valor de la Vida de mi Querer; y si no es conocido, ¿cómo podrán amar y querer un vivir tan santo, y la gloria más grande que puede darme la criatura? La santidad de las otras virtudes es bastante conocida en toda la Iglesia y quien quiere puede copiarla, por eso no tengo premura por multiplicar su conocimiento; pero la santidad del vivir en mi Querer, los efectos, el valor que contiene, la última pincelada que dará mi mano creadora a la criatura para volverla semejante a Mi, no es conocida aún, he aquí por qué toda mi premura de que se publique todo lo que te he dicho, y si esto no hicieras vendrías como a restringir mi Querer, a aprisionar en Mí las llamas que me devoran y a hacerme retardar la completa gloria que me debe la Creación. Sólo quiero que las cosas salgan ordenadas, porque una palabra que falte, un nexo, una conexión, un período truncado, en vez de dar luz arrojará tinieblas y en vez de hacer que me den gloria y amor, las criaturas quedarán indiferentes, por eso sé atenta, lo que he dicho, Yo quiero que salga entero.”
    Y yo: “Pero para poner entera tu parte estoy obligada a poner parte de lo mío.”

    Y Jesús: “¿Y con esto qué quieres decir? Si el camino lo hemos hecho juntos, ¿quieres que salga sólo Yo? Además, ¿a quién debo señalar y poner como ejemplo para imitar, si aquélla a quien he enseñado y tiene la práctica del modo de cómo vivir en mi Querer no quiere ser conocida? Hija mía, esto es absurdo.”

    “¡Ah! Jesús, en qué laberinto me pones, me siento morir. Espero que tu Fiat me dé la fuerza.”

    “Por eso quita tu querer, y mi Fiat hará todo.”
    profile
  • MI REFLEXIÓN DEL DÍA 15 DE JULIO, 2017 https://www.youtube.com/watch?v=MaFBWhuNpwk #ORACONELCORAZON
    profile
  • QUIERO, SEÑOR

    Ser campo, donde tu mano siembre,
    y trabajo donde yo me afane.

    Ser camino por donde tú te acerques,
    y sendero por el que otros, al avanzar con ellos,
    puedan llegar a conocerte y amarte.

    QUIERO, SEÑOR

    Que las piedras que entorpecen tu gran obra
    las deje a un lado, con la ayuda de tu Palabra.

    Que la superficialidad en la que navego
    dé lugar a la profundidad de tu Misterio.

    QUIERO, SEÑOR

    Que nunca se seque en mí
    lo que, en mi Bautismo, Tú iniciaste.

    Que las zarzas del materialismo
    no ahoguen la vida del Espíritu
    que en mi alma habita.

    Que el sol abrasador, de la comodidad
    o del materialismo,
    nunca sean más grandes que mi deseo
    de amarte, seguirte y ofrecer mi vida por Ti.

    QUIERO, SEÑOR

    Dar el diez, o el veinte o el treinta por ciento
    por Ti y por tu Reino, más, bien Tú lo sabes,
    que eres el Dueño de mi hacienda
    el responsable de mis campos
    la mano certera de mis sembrados

    QUIERO, SEÑOR

    Que lo que me des, yo esté dispuesto
    a entregarlo a todos aquellos
    que todavía no te conocen

    QUIERO, SEÑOR

    Que, siendo campo con tantas posibilidades,
    metas Tú, la mano del Buen Sembrador,
    y recojas lo que más necesites
    para el mundo y para mis hermanos

    Amén.

    Oración: P:Javier Leoz
    profile
  • MI REFLEXION DEL DIA 13 DE JULIO, 2017 https://www.youtube.com/watch?v=qqffVG73tZo #ORACONELCORAZON
    profile
  • REFLEXION DEL DIA 12 DE JULIO, 2017 https://www.youtube.com/watch?v=VxyCmo3I5vI #ORACONELCORAZON
    profile
  • TALLER VIRTUAL DE INICIACIÓN EN LA DIVINA VOLUNTAD. Dirige Belén María Moreno. (Se los recomiendo)

    ¿Cuál es su objetivo?

    Iniciarse en el conocimiento de la Doctrina de la Divina Voluntad a través de los escritos de la Divina Voluntad, bajo la luz de la Sagrada Escritura y el Catecismo de la Iglesia Católica.

    ¿Cuál es la Metodología a seguir?

    Cada semana se dará una charla sobre un tema específico, ilustrada con diapositivas con contenido de los escritos de la sierva de Dios Luisa Piccarreta.

    ¿Material empleado?

    Textos tomados de los volúmenes, ilustrados con diapositivas y un audio con la grabación de la charla. Este material será enviado al whatsap o correo de cada participante.

    Deberes de los integrantes:

    *1.* Iniciarse en la lectura de los volúmenes o escritos de la Sierva de Dios Luisa Piccarreta.

    *2.* Participar en la conferencia semanal escuchando, preguntando, aportando, etc y aprovechar el material
    enviado para profundizar y vivir las verdades aprendidas.

    *3.* Participar en el chat sólo recibiendo los mensajes y el material que les envíe el coordinador del Taller.

    *4.* No deben enviar por el chat del grupo ningún tipo de mensaje: videos, imágenes, frases, charlas, símbolos, música, de ninguna clase. Este es un *GRUPO DE SILENCIO* Es decir:

    *_Sólo para recibir mensajes del administrador del grupo y nunca para enviar nada_*

    *5.* Toda pregunta, duda, aclaración o sugerencia deben hacerla a través del los coordinadores.
    profile