blog


 

¡¡¡ REGISTRESE !!!

 

 

Somostuiglesia.org es la primera, única y exclusiva red social que pretende unir a todas las personas del universo católico. Podemos hacer amigos de todo el mundo, compartir información, subir vídeos y fotos preferidas, oraciones, eventos, grupos, peregrinaciones, compartir vivencias, disfrutar experiencias… también podemos chatear, crear foros y debates. Aquí encontraras noticias, radio y televisión católica. Únete a la mayor comunidad, donde encontraras personas que verdaderamente aman el mundo católico.

 


Actividades recientes

  • Vol. 4 Diciembre 15, 1905 » Libro de cielo. Luisa Piccarreta
    Jesús quiso ser crucificado y levantado en la cruz, para hacer que las almas, según lo quieran, lo encuentren.
    "Hija mía, quise ser crucificado y levantado en la cruz, para hacer que las almas, según me quieran, me encuentren. Así que uno me quiere como maestro, porque siente la necesidad de ser enseñado, y Yo me abajo a enseñarle tanto las cosas pequeñas como las más altas y sublimes para hacerlo el más docto; otro gime en el abandono, en el olvido, quisiera encontrar un padre, viene a los pies de mi cruz y Yo me hago padre dándole habitación en mis llagas, por bebida mi sangre, por alimento mis carnes, y por herencia mi mismo reino; aquel otro está enfermo y me encuentra médico, que no sólo lo curo, sino que le doy los remedios seguros para no caer más en las enfermedades; este otro está oprimido por calumnias, por desprecios, y a los pies de mi cruz encuentra a su defensor, hasta cambiarle las calumnias, los desprecios, en honores divinos; y así de todo lo demás, así que quien me quiere juez me encuentra juez, quien amigo, quien esposo, quien abogado, quien sacerdote, así me encuentran.
    profile
  • En la Santa Misa siempre es más lo que recibimos que lo que damos.
    En la Santa Misa siempre es más lo que recibimos que lo que damos. Nosotros le damos a Dios un poco de nuestro tiempo y atención y Él nos da la eternidad y toda su atención. Nosotros le damos un poco de amor y casi siempre tan imperfeto, Él en cambio nos da su infinito y perfectísimo amor divino. Y siempre, cuánto más damos, más recibimos, es decir, cuanto más fercuentemente participamos en la Santa Misa tantísimo más recibimos nosotros.

    P. Pedro Rubio hdv
    profile
  • ESCOJE: DIVINA VOLUNTAD O DIVINA JUSTICIA.
    Libro de Cielo, Vol 20, Noviembre 19, 1926

    Jesús: "Hija mía, qué afrenta, cómo quisiera hacer sentir a todos mi tremenda agonía, el estertor continuado, el letargo en el cual ponen a mi Voluntad, la causa es porque quieren hacer su voluntad, no la mía, no la quieren hacer reinar, no la quieren conocer, y por eso quiere romper los diques con sus sacudidas, a fin de que si no la quieren conocer y recibir por vía de amor, la conozcan por vía de Justicia.

    Así que mi Voluntad, cansada de esta agonía de siglos quiere salir, y por eso prepara dos modos: El modo triunfante, que son sus conocimientos, sus prodigios y todo el bien que llevará el reino del Fiat Supremo, y el modo de Justicia para quien no la quiere conocer triunfante; por tanto estará en las criaturas escoger el modo como la quieran recibir.”

    Aprende mas aqui: www.facebook.com/groups/hijosdelaluzdeladivinavoluntad/
    profile
  • Vol. 4 Abril 16, 1905 » El sufrir es reinar. Libro de cielo. Luisa Piccarreta
    "Hoy es el día de las palmas en el cual fui proclamado Rey. Todos deben aspirar a un reino, y para adquirir el reino eterno es necesario que la criatura adquiera el régimen de sí misma con el dominio de sus pasiones. El único medio para esto es el sufrir, porque el sufrir es reinar, esto es, con la paciencia se pone en orden a sí mismo, haciéndose rey de sí mismo y del reino eterno."
    profile
  • La Santa Misa es el acto más solemne de nuestra adorable religión.
    La Santa Misa es el acto más solemne de nuestra adorable religión y el momento más favorable para negociar con el Eterno Padre; porque entonces se les ofrece a su Hijo único, encarnado y muerto por nuestra salvación. Antes de celebrar, o al asistir a tan solemne acto, revestíos de los sufrimientos de Jesucristo; conversad dulcemente con Él, aun en medio de las arideces, y llevad al santo altar las necesidades del mundo entero.

    San Pablo de la Cruz
    profile
  • UN DÍA COMO HOY: Diciembre 4, 1923 - Vol 16

    NECESIDAD DE ESTE CONOCIMIENTO.

    Estaba pensando en lo que escribo acerca del Santísimo Querer de mi dulce Jesús. Que el bendito Jesús quiera decir tantas cosas sublimes de su Santo Querer es justo, porque todo lo que se puede decir de Él, la altura, la grandeza, los prodigios, etc., todo está bien, es más, todo es poco frente a lo que se podría decir, pero ese entrelazar junto siempre a esta pobre alma mía no debería ser; su Voluntad es lo que debería hacer conocer, no a mí; mi pobre persona no debería existir, mucho más que toda la cosa es suya, no mía; a mí no me queda otra cosa que la confusión de lo que me dice; pero a pesar de todo esto la obediencia me obliga a escribir, no sólo sobre el Querer Divino, sino también sobre el entrelazamiento que hace de mí con su Voluntad. Ahora, mientras esto pensaba, mi dulce Jesús ha salido de dentro de mi interior, y estrechándome a Él me ha dicho:

    “Hija mía, eres siempre mi recién nacida de mi Voluntad, y además tú te equivocas. Quieres que hable de mi Voluntad y que la haga conocer, ¿y quién debe ser el canal, la portavoz? ¿El instrumento para hacerla conocer no debe existir? Si la cosa debiera quedar entre tú y Yo, tal vez podría ser así, pero como quiero que mi Voluntad tenga su reino, y el reino no se forma con una sola persona, sino con muchas y de diversas condiciones, por eso es necesario que no sólo se conozca mi Voluntad, los bienes que contiene, la nobleza de aquellos que querrán vivir en este reino, el bien, la felicidad, el orden, la armonía que cada uno poseerá, sino también a aquélla que mi Bondad ha escogido como origen y principio de tanto bien. Con entrelazarte a ti junto con mi Voluntad, con elevarte sobre todas las cosas de la Creación, no significa otra cosa que dar más importancia, elevar más, dar más peso a mi Voluntad. Cuanto más bueno es un rey, más santo, más rico, más magnánimo, más amante de sus súbditos, hasta llegar a dar su propia vida antes de dejar que toquen a uno que vive en su reino, tanto más ese reino es estimado y amado y suscita en todos el deseo de vivir en aquel reino, es más, hacen competencia para ver a quién le puede tocar tal fortuna; por lo tanto, del conocimiento del rey viene la buena marcha del reino, su importancia. Tú, al decir que no quieres estar entrelazada con mi Voluntad, quisieras un reino sin el rey, la ciencia sin el maestro, las posesiones sin el patrón; ¿qué sería de este reino, de esta ciencia, de estas posesiones? ¿Cuántos desórdenes no habría, cuántas ruinas? Y Yo no sé hacer cosas desordenadas, es más, la primera cosa en Mí es el orden.

    Mira, esto habría sucedido en la Redención si mi querida Mamá no hubiera querido hacer conocer que era mi Madre, que me había concebido en su seno virginal, que me nutrió con su leche; mi venida a la tierra, la Redención, serían increíbles y ninguno se habría plegado a creer y a recibir los bienes que hay en la Redención. En cambio, con hacer conocer a mi Madre, quién era Ella, que la exenté de toda mancha, aún la de origen, que era un prodigio de la Gracia, y cómo Ella amó como tiernos hijos suyos a todas las criaturas, y por amor de ellos sacrificó la Vida de su Hijo y Dios, la Redención tuvo mayor importancia y se hizo más accesible a la mente humana y se formó el reino de la Redención con sus copiosos efectos. Así que el entrelazar a mi Madre en la obra de la Redención no fue otra cosa que dar mayor importancia al gran bien que vine a hacer sobre la tierra. Debiendo Yo ser visible a todos, tomar carne humana, debía servirme de una criatura de la raza humana, a quien debía sublimar sobre todos para cumplir mis altos designios.

    Ahora, si esto sucedió para formar el reino de mi Redención sobre la tierra, así también, debiendo formar el reino de mi Voluntad es necesario que se conozca otra criatura en la cual debe tener el origen, el principio, el verdadero reinar de mi Voluntad, quién es ella, cuánto la he amado, cómo la he sacrificado por todos y por cada uno, en una palabra, todo lo que mi Voluntad ha dispuesto y derramado en ella. Pero al entrelazarte a ti es siempre mi Voluntad la que resalta, son caminos y medios para hacerla conocer; son atractivos, incentivos, luces, imanes para atraer a todos a venir a vivir en este reino de felicidad, de Gracia, de paz, de Amor. Por eso deja hacer a tu Jesús que tanto te ama, y no quieras afligirte, mucho menos preocuparte de cómo desarrollo el entrelazamiento de mi Voluntad contigo, y piensa sólo en seguir tu vuelo en los eternos confines de mi Supremo Querer.”
    profile
  • Vol. 4 Septiembre 28, 1904 »Libro de cielo. Luisa Piccarreta
    Reprimirse a sí mismo vale más que adquirir un reino.
    Esta mañana, no habiendo venido el dulcísimo Jesús me la he pasado muy mal, y no hacía otra cosa que reprimirme y forzarme a mí misma, y decía entre mí: "¿Qué más voy a hacer? ¿Para qué me sirve este reprimirme continuamente a mí misma?" Y mientras esto pensaba, como un relámpago ha venido y me ha dicho:
    "Vale más reprimirse a sí mismo que adquirir un reino."
    profile
  • ¡Mi Misa es mi vida, y mi vida es una Misa prolongada!
    ¡Qué horizontales se abren aquí a la vida cristiana! La Misa centro de todo el día y de toda la vida. Con la mira puesta en el sacrificio eucarístico, ir siempre atesorando sacrificios que consumar y ofrecer en la Misa!

    ¡Mi Misa es mi vida, y mi vida es una Misa prolongada!

    San Alberto Hurtado
    profile
  • CONVIÉRTEME, SEÑOR
    Del ruido, que me impide escucharte,
    a la paz que me permite sentirte con nitidez.
    De la comodidad, que desfigura mi felicidad
    a la sobriedad que necesita mi alma para no perderte
    a la belleza interior como camino hacia la perfección

    CONVIÉRTEME, SEÑOR
    De mi voz, suave y tímida para pregonarte,
    a un testimonio vivo, eficaz y valiente,
    para proclamar que, como Tú,
    nada ni nadie ha de salvar al hombre

    CONVIÉRTEME, SEÑOR
    De mi autosuficiencia, orgullo y seguridades
    a la humildad para saber y poder encontrarte

    CONVIÉRTEME, SEÑOR
    De mis apariencias, simples e interesadas,
    a la plenitud que me ofrece tú presencia,
    real y misteriosa, dulce y exigente,
    divina y humana, audible….y a veces silenciosa
    Con respuestas….y a veces con interrogantes

    CONVIÉRTEME, SEÑOR
    Y dame un nuevo corazón para alabarte
    Y dame un nuevo corazón para bendecirte
    Y dame un nuevo corazón para esperarte
    Y dame un nuevo corazón para amarte.
    Amén.

    Oración- P. Javier Leoz
    profile
  • Vol. 4 Junio 3, 1904 » Libro de cielo. Luisa Piccarreta
    Quien se deja dominar por la cruz, destruye en el alma tres reinos malos que son: El mundo, el demonio y la carne, y establece otros tres reinos buenos que son: El reino espiritual, el divino y el eterno.
    "Hija mía, no quieras cansarte en el sufrir, haz como si a cada instante comenzaras a sufrir, porque quien se deja dominar por la cruz destruye en el alma tres reinos malos, que son: El mundo, el demonio y la carne, y establece otros tres reinos buenos que son: El reino espiritual, el divino y el eterno."
    profile
  • La Misa por encima de todo.
    No hay novena ni triduo que se pueda comparar a la eficacia impetratoria de una sola Misa. ¡Cuánta desorientación entre los fieles en torno al valor objetivo de las cosas! Lo que no obtengamos con la Santa Misa, jamás lo obtendremos con ningún otro procedimiento. Está muy bien el empleo de esos otros procedimientos bendecidos y aprobados por la Iglesia; es indudable que Dios concede muchas gracias a través de ellos; pero coloquemos cada cosa en su lugar. La Misa por encima de todo.

    P. Antonio Royo Marín op
    profile
  • Vol. 4 Marzo 5, 1904 »Libro de cielo. Luisa Piccarreta
    La cruz sirve de citatorio, abogado y juez al alma, para tomar posesión del reino eterno.
    "Hija mía, los sufrimientos, las cruces, son como tantos citatorios que Yo envío a las almas, si el alma acepta estos citatorios, ya sea que anuncien al alma que debe pagar alguna deuda, o que sean un aviso para que haga alguna adquisición para la vida eterna, si el alma me responde con la resignación a mi Voluntad, con el agradecimiento, con la adoración a mis santas disposiciones, inmediatamente nos ponemos de acuerdo y el alma evitará muchos inconvenientes, como ser citada nuevamente, poner abogados, hacer juicio y sufrir la condena del juez. Con sólo responder a la cita con la resignación y con el agradecimiento suplirá a todo esto, porque la cruz le será citatorio, abogado y juez, sin necesitar otra cosa para tomar posesión del reino eterno.
    profile
  • Esta es la mejor oración por la paz mundial con sustento bíblico:
    “Oh Dios Mío en el nombre de Jesús e invocando el nombre de Jesús te pedimos para que sí haya paz y tranquilidad en todo el mundo hasta el fin de los tiempos, sin guerras, ni desastres naturales, ni terremotos. Y todos sí nos salvemos. Amén”.
    *Fundamento bíblico: En el Evangelio de Juan capítulo 14 versículo 13 y 14 dice: "Todo lo que pidan a Dios en el nombre de Jesús e invocando el nombre de Jesús será concedido". Y en Romanos capítulo 10 versículo 13 dice: "Todo el que invoque el nombre de Jesús se salvará".
    Por favor propagar y reenviar esta oración a otras personas.
    Saludos y Muchas Gracias!
    profile
  • Vol. 4 Octubre 12, 1903 »Libro de cielo. Luisa Piccarreta
    Significado de la coronación de espinas.
    La corona de espinas significa que no hay gloria y honor sin espinas, que no puede haber jamás dominio de pasiones, adquisición de virtudes, sin sentirse pinchar hasta dentro de la carne y el espíritu, y que el verdadero reinar está en el donarse a sí mismo, con las pinchaduras de la mortificación y del sacrificio; además estas espinas significaban que verdadero y único Rey soy Yo, y sólo quien me constituye Rey del propio corazón goza de paz y felicidad, y Yo la constituyo reina de mi propio reino. Además, todos aquellos ríos de sangre que brotaban de mi cabeza eran tantos riachuelos que ataban la inteligencia humana al conocimiento de mi supremacía sobre ellos."
    profile
  • Los sacrificios de la Ultima Cena, el de la Cruz y el del altar, son idénticos.
    La única diferencia entre el sacrificio de la Misa y el de la cruz está en el modo de ofrecerse: en la cruz fue cruento (con derramamiento de sangre) y en la Misa es incruento (sin derramamiento de sangre), bajo las apariencias de pan y vino. Los sacrificios de la Ultima Cena, el de la Cruz y el del altar, son idénticos.

    P. Jorge Loring S.I.
    profile
  • groups luis delgado se unió al grupo Adoración Perpetua
  • Libro de Cielo, Vol 36, Nov. 6, 1938

    “Hija mía, en cuanto el alma entra en nuestro Querer encuentra todas las verdades que le he manifestado y que ha conocido acerca de mi Divina Voluntad. Cuando le han sido manifestadas ha recibido la semilla de cada una de ellas, y de ellas se siente poseedora.

    Ahora, conforme entra en mi Voluntad, mientras se las siente en sí misma, al mismo tiempo las encuentra en mi Fiat como tantas reinas, que dándole la mano la hacen subir en Dios, haciéndose conocer mayormente, dándole nueva luz y nuevas gracias; así que mis verdades forman la rampa para ir a Dios, y Dios, viendo subir a la criatura a sus brazos siente tanto amor, que desciende en el fondo de la criatura para gozarse sus verdades y reafirmarla e instruirla en cómo debe desarrollar su vida en las verdades que ha conocido.”
    profile
  • EL VALOR DEL AVE MARÍA.

    ...Pero lo más, era que para ver la fiesta de nuestra Mamá Reina, se debía ver desde dentro de aquel Sol, tanto parecía inmersa en Dios la Virgen Santísima, que mirando desde otros puntos no se veía nada. Ahora, mientras me encontraba en estas condiciones de aniquilamiento ante el Sol Divino y la Mamá Reina teniendo en sus brazos al niñito, Jesús me ha dicho:

    “Nuestra Mamá está en el Cielo, te doy a ti el oficio de hacerme de mamá en la tierra, y como mi Vida está sujeta continuamente a los desprecios, a la pobreza, a las penas, a los abandonos de los hombres, y mi Madre estando en la tierra fue mi fiel compañera en todas estas penas, y no sólo eso, sino buscaba aliviarme en todo, por cuanto podían sus fuerzas, así también tú, haciéndome de madre me harás fiel compañía en todas mis penas, sufriendo tú en vez mía por cuanto puedas, y donde no puedas, buscarás darme al menos un consuelo. Debes saber que te quiero toda atenta y ocupada en Mí. Seré celoso aun de tu respiro si no lo haces por Mí, y cuando vea que no estás toda atenta para contentarme, no te daré ni paz ni reposo.”

    Después de esto he comenzado a hacerle de mamá, pero ¡oh! cuánta atención se necesitaba para contentarlo. Para verlo contento no se podía ni siquiera dirigir una mirada a otra parte. Ahora quería dormir, ahora quería beber, ahora quería que lo acariciara y yo debía encontrarme pronta a todo lo que quería; ahora decía: “Mamá mía, me duele la cabeza, ¡ah, alíviame!” Y yo en seguida le revisaba la cabeza, y encontrando espinas se las quitaba, y poniéndole mi brazo bajo la cabeza lo hacía reposar. Mientras hacía que reposara, de repente se levantaba y decía: “Siento un peso y un sufrimiento en el corazón, tanto de sentirme morir; ve que hay.” Y observando en el interior del corazón he encontrado todos los instrumentos de la Pasión, y uno a uno los he quitado y los he puesto en mi corazón. Después, viéndolo aliviado, he comenzado a acariciarlo y a besarlo y le he dicho: “Mi solo y único tesoro, ni siquiera me has dejado ver la fiesta de nuestra Reina Madre, ni escuchar los primeros cánticos que le cantaron los ángeles y los santos en el ingreso que hizo en el paraíso.”

    Y Jesús: “El primer canto que hicieron a mi Mamá fue el Ave María, porque en el Ave María están las alabanzas más bellas, los honores más grandes, y se le renueva el gozo que tuvo al ser hecha Madre de Dios, por eso recitémosla juntos para honrarla, y cuando tú vengas al paraíso te la haré encontrar como si la hubieras dicho junto con los ángeles aquella primera vez en el Cielo.”

    Y así hemos recitado la primera parte del Ave María juntos. ¡Oh, cómo era tierno y conmovedor saludar a nuestra Mamá Santísima junto con su amado Hijo! Cada palabra que Él decía, llevaba una luz inmensa en la cual se comprendían muchas cosas sobre la Virgen Santísima, ¿pero quién puede decirlas todas? Mucho más por mi incapacidad, por eso las paso en silencio. S. D. Luisa Piccarreta. Vol. 2. Agosto 15, 1899
    profile
  • REZAR POR VIVOS Y DIFUNTOS. 00:00
    REZAR POR VIVOS Y DIFUNTOS. Catequesis del Papa, Miércoles, 30/11/16.
     
    www.youtube.com Ver mapa mas grande
  • Vol. 4 (171) Enero 9, 1903 »
    Todo está escrito en el corazón de quien cree, espera y ama. Sin Fe todo es oscuridad en el intelecto humano.
    "Hija mía, para comprender bien a un sujeto se necesita creer, porque sin esto todo es oscuridad en el intelecto humano, mientras que el sólo creer enciende en la mente una luz, y por medio de esta luz descubre con claridad la verdad y la falsedad, cuando obra la Gracia y cuando la naturaleza y cuando lo diabólico. Mira, el evangelio es conocido por todos, ¿pero quién comprende el significado de mis palabras, las verdades que él contiene? Quién las conserva en su propio corazón y hace de ellas un tesoro para comprarse el reino eterno, o sea, quien cree. Y todos los demás no sólo no comprenden nada, sino que se sirven de ellas para hacer escarnio y burlarse de las cosas más santas. Por lo tanto se puede decir que todo está escrito en los corazones de quien cree, espera y ama, y para todos los demás, nada está escrito para ellos. Así es de ti, quien cree un poco ve las cosas con claridad y encuentra la verdad; quien no, ve las cosas todas confusas."
    profile
  • En cada Santa Misa recibimos bienes inestimables.
    Cada Santa Misa disminuye la fuerza de nuestras pasiones pecaminosas.

    Cada Santa Misa anima a obrar bien y aumenta la castidad.

    Cada Santa Misa hace más grande nuestro amor a Dios y al prójimo.

    Cada Santa Misa nos comunica fuerza para sufrir con paciencia las adversidades.

    Santo Tomás de Aquino op
    Doctor de la Iglesia
    profile
  • Si todo el mundo entendiera lo que significa ser un verdadero cristiano...la vida sería menos triste, qué consolación se sacaría de la oración, qué fuerza de los sacramentos... es lo que nos preserva de los males.
    profile
  • Vol. 3 Abril 16, 1900 » Libro de cielo. Luisa Piccarreta.
    Las tres firmas del pasaporte de la bienaventuranza en la tierra.
    La resignación perfecta a mi Querer es cera que funde nuestros quereres y de ellos forma uno solo, es azúcar y miel, pero si hay una pequeña resistencia a mi Querer la cera se desune, la azúcar se vuelve amarga y la miel se convierte en veneno. Ahora, no basta estar resignada, sino que el alma debe estar convencida que el mayor bien para sí misma y el mayor modo de glorificarme es el hacer siempre mi Voluntad; he aquí la necesidad de la firma de la humildad, porque la humildad produce este conocimiento. ¿Pero quién ennoblece estas dos virtudes? ¿Quién las fortifica? ¿Quién las hace perseverantes? ¿Quién las encadena juntas en modo de no poderse separar? ¿Quién las corona? La obediencia. ¡Ah sí! La obediencia destruyendo del todo el propio querer y todo lo que es material, espiritualiza todo, y como corona se pone alrededor, así que la resignación y la humildad sin la obediencia estarán sujetas a inestabilidad, pero con la obediencia serán firmes y estables, y he aquí la estrecha necesidad de la firma de la obediencia para hacer que este pasaporte pueda correr para pasar al reino de la bienaventuranza espiritual que el alma puede gozar desde aquí. Sin estas tres firmas el pasaporte no tendrá valor, y el alma será siempre rechazada del reino de la bienaventuranza y estará obligada a estar en el reino de la inquietud, de los temores y de los peligros, y para su desgracia tendrá por dios a su propio yo, y este yo estará cortejado por la soberbia y por la rebelión."
    profile
  • La Santa Misa es la escuela del amor.
    La Santa Misa es la escuela en donde los católicos tienen que aprender a amar. Jesús nos da ejemplo. Nadie ama al Padre como Jesús en la Santa Misa. Nadie ama a los hombres como Jesús en la Santa Misa.

    R.P. Carlos Miguel Buela IVE
    profile
  • friends Ana Maria Urrutia y rony Flores ahora son amigos
  • Vol. 3 (33) Enero 31, 1900 » Correspondencia a la Gracia.
    "¿Cuál es el pasaporte para entrar en el reino de la Gracia? Es la humildad. El alma, mirando siempre su nada y descubriendo que no es otra cosa que polvo, que viento, toda su confianza la pondrá en la Gracia, tanto que la hará dueña, y la Gracia tomando el dominio sobre toda el alma, la conduce por el sendero de todas las virtudes y la hace llegar a la cima de la perfección."
    profile
  • Jesús en la Santa Misa es el mismo y único de siempre.
    El Cristo eucarístico se identifica con el Cristo de la historia y el de la eternidad. No hay dos Cristos sino uno solo. Nosotros poseemos en la Hostia al Cristo del sermón de la montaña, al Cristo de la Magdalena, al que descansa junto al pozo de Jacob con la samaritana, al Cristo del Tabor y del Getsemaní, al Cristo resucitado de entre los muertos y sentado a la diestra del Padre. No es un Cristo el que posee la Iglesia en la tierra y otro el que contemplan los bienaventurados en el cielo: ¡Una sola Iglesia, un solo Cristo!

    San Alberto Hurtado
    profile
  • Hola amigos:
    Hoy iniciamos un nuevo Año Litúrgico y lo hacemos con el Adviento, un bello tiempo de esperanza y preparación para recibir nuevamente a Nuestro Salvador en nuestro corazón, pero a la vez, para ser luz que guía a los demás.
    Con actitud vigilante, preparémonos con buenas acciones: Reconciliándonos, obrando con caridad, viviendo en paz y buscando la unidad para que el Emmanuel vuelva a renacer en nuestro corazón en la Noche Buena y en el hermano que está al lado.
    https://www.youtube.com/watch?v=IEZCubMTjUI
    El Señor te bendiga y la Virgen de la Esperanza te proteja siempre.
    Feliz Domingo e inicio del Adviento.
    profile
  • Subió una nueva foto
    profile
  • UN DÍA COMO HOY: Noviembre 27, 1926 - Vol 20

    Quien cumple una misión puede decirse madre, y para decirse hija la debe engendrar en ella. Las otras santidades son luz y la Santidad del Querer Divino es Sol. Cómo el fundamento de esta Santidad es la Humanidad de Nuestro Señor.

    Estaba toda abandonada en los brazos de la adorable Voluntad, y pedía a mi dulce Jesús que usara un acto de su Potencia para hacer que el Supremo Querer invistiera a las generaciones humanas, y atándolas a Sí formara sus primeros hijos tan deseados por Él. Y mi sumo Bien moviéndose en mi interior me ha dicho:
    “Hija mía, se dice madre, se dice padre, cuando una persona tiene una misión especial, y quienquiera que tiene origen de esta misión cumplida se puede llamar hija de esta madre. Verdadera madre significa llevar en su seno su parto, formarlo con su misma sangre, sostener penas, sacrificios, y si es necesario exponer la propia vida para dar vida al parto de sus propias entrañas, así que cuando este parto es madurado en el propio seno y una vez que ha salido a la luz, entonces con justicia, con derecho y con razón se le llama hijo al parto y madre a aquella que lo ha generado. Por eso para ser madre es necesario que formen primero a los hijos en el interior, que se generen con la propia sangre, todos los miembros y los actos de estos hijos deben ser generados a partir del corazón de la propia madre. Ahora hija mía, para ser hija de mi Querer has sido generada en Él, en Él has sido formada y más que sangre, la Luz, el Amor de mi Voluntad formándote injertaban en ti sus modos, sus actitudes y su obrar, haciéndote abrazar a todos y a todo, tan es verdad, que como parto suyo, ahora te llama la recién nacida de mi Voluntad, ahora pequeña hija suya. Ahora, puede generar los hijos de mi Querer sólo quien ha sido generado en Él, por eso tú serás la madre de la generación de sus hijos.”
    Y yo: “Jesús mío, ¿qué dices? No soy buena para ser hija, ¿cómo puedo ser madre?”
    Y Jesús: “Sin embargo de ti debe salir la generación de estos hijos, ¿qué madre ha sufrido tanto, quién ha estado confinada dentro de una cama por más de cuarenta años por amor de formar su parto y dar a luz la generación de sus hijos? Nadie. ¿Qué madre, por cuan buena ha sacrificado toda entera su existencia, hasta encerrar en ella los pensamientos, los latidos, las obras, para hacer que todo fuese reordenado en el propio parto, queriéndoles dar no una vez la vida, sino tantas veces por cuantos actos hace su propio hijo? Nadie. ¿No sientes tú misma en ti las generaciones de estos hijos al seguir los pensamientos, las palabras, las obras, los pasos, para reordenarlos todos en mi Voluntad? ¿No sientes tú que quieres dar la vida a cada uno con tal de que conozcan mi Querer y sean regenerados en Él? Todo lo que tú haces en tu interior y sufres, no es otra cosa que la formación y maduración de este parto todo de Cielo. He aquí por qué te he dicho tantas veces que tu misión es grande, no hay quien pueda igualarla y se necesita suma atención.”
    Después, sintiéndome oprimida porque me habían escrito que el reverendo padre Di Francia estaba haciendo imprimir las memorias de mi infancia y todo lo que sigue, y en mi dolor decía a mi amado Jesús: “Amor mío, mira cómo me mezclan al hacer conocer lo que me has dicho sobre las virtudes y sobre tu adorable Voluntad, ponen lo que se refiere a mí; a lo más esto lo deberían hacer después de mi muerte, no ahora, sólo para mí era esta confusión y este sumo dolor, a los demás no. ¡Ah Jesús! dame la fuerza de que también en esto haga tu Santa Voluntad.” Y Jesús estrechándome entre sus brazos para darme fuerza, todo bondad me ha dicho:
    “Hija mía, no te aflijas tanto, tú debes saber que las demás santidades son pequeñas luces que se forman en el alma, y estas luces están sujetas a crecer, a decrecer y aun a apagarse, por eso no es justo que mientras se vive en el tiempo, hasta en tanto que la luz no esté más sujeta a apagarse con el pasar a la otra vida, se publiquen, ¿qué papel haría si se supiera luego que esta luz no existe más? En cambio la santidad del vivir en mi Querer no es luz, sino sol, por lo tanto no está sujeta a empobrecerse de luz ni a apagarse; ¿quién puede tocar el sol? ¿Quién puede quitarle una sola gota de luz? Nadie. ¿Quién puede apagar un átomo de su calor? ¿Quién puede hacerlo descender aunque sea un milímetro por debajo de su puesto, de la altura en la cual reina y domina toda la tierra? Nadie. Si no fuera el Sol de mi Fiat Supremo no habría permitido que lo publicaran; más bien tengo prisa, porque el bien que puede hacer un sol no lo puede hacer una luz, porque el bien de la luz es demasiado limitado y no es ni un gran bien si se pone, ni un gran daño si no se hace surgir. En cambio el bien del sol abraza todo, hace bien a todos y no haciéndolo surgir cuanto antes es un gran daño, y es un gran bien hacerlo surgir aun un día antes. ¿Quién puede decir el gran bien que puede hacer una jornada llena de sol? Mucho más el Sol de mi Eterna Voluntad. Así que por cuanto más se tarde, tantas jornadas de Sol se les quitan a las criaturas y tantas jornadas quitan al Sol, reprimiendo sus rayos en nuestra patria celestial.”
    Pero con todo el hablar de Jesús mi opresión continuaba, y mi pobre mente era molestada por el pensamiento de que mi pobre e insignificante existencia, que merecía ser sepultada sin que nadie me pusiera atención y supieran que yo había estado sobre la tierra, debía estar bajo las miradas y en la manos de quién sabe cuántos, ¡Dios mío, Dios mío, qué dolor! Pero mientras esto pensaba, mi amable Jesús se hacía ver en mi interior todo extendido, como si su santa Humanidad hiciese de fundamento en mi pobre y pequeña alma, y continuando su hablar ha agregado:
    “Hija mía, no te distraigas, ¿no ves que el fundamento del reino del Eterno Fiat en ti está formado por mis pasos, por mis obras, por mi corazón palpitante de amor, por el honor de mi Voluntad, por mis suspiros ardientes y por las lágrimas encendidas de mis ojos? Toda mi Vida está extendida en ti para formar el fundamento, por lo tanto no conviene que tu pequeño obrar sobre de este fundamento tan sólido y tan santo, sea hecho con distracción, ni que tus giros en el Supremo Querer sean hechos sombríos, no, no hija mía, no quiero esto en ti, no temas, quedarás sepultada en el Sol de mi Querer. ¿Quién más que Él podrá eclipsarte de modo que ninguno te preste atención? El Sol del Fiat Supremo tendrá tanto cuidado de la pequeña lucecita de tu alma, que circundada por sus rayos el Sol aparecerá y la lucecita la tendrá escondida en Sí, por eso quédate en paz si quieres contentar a tu Jesús, abandona todo en Mí y yo pensaré en todo.”
    profile
  • Vol. 2 (82) Octubre 14, 1899. Luisa Piccarreta
    "La Esperanza contiene todo el bien, presente y futuro, y quien vive en su regazo y crece sobre sus rodillas, todo lo que quiere obtiene. ¿Qué cosa quiere el alma: gloria, honor? La Esperanza le dará todo el honor y la gloria más grande en la tierra ante todas las gentes, y en el Cielo la glorificará eternamente. ¿Querrá tal vez riqueza? ¡Oh! esta madre Esperanza es riquísima, y lo que es más, dando sus bienes a sus hijos no disminuyen sus riquezas en nada; además, estas riquezas no son fugaces y pasajeras, sino eternas. ¿Querrá placeres, contentos? ¡Ah! sí, esta Esperanza contiene en sí todos los placeres y gustos posibles que se puedan encontrar en el Cielo y en la tierra, que ningún otro jamás podrá igualarla; y quien a su seno se nutre los gusta hasta la saciedad, y ¡oh! cómo es feliz y contenta. ¿Querrá ser docta, sabia? Esta madre Esperanza contiene en sí las ciencias más sublimes, más bien es la maestra de todos los maestros y quien se hace enseñar por ella aprende la ciencia de la verdadera santidad."
    profile
  • Participando en la Santa Misa somos cristificados.
    Cuando participamos de la Eucaristía experimentamos la espiritualización deificante del Espíritu Santo, que no sólo nos configura con Cristo, como sucede en el Bautismo, sino que nos cristifica por entero, asociándonos a la plenitud de Cristo Jesús.

    San Cirilo de Jerusalén
    Doctor de la Iglesia
    profile
  • Hijitos míos, subid por la escalera de oro y no la de madera. Para esto, rezad en la divina voluntad, girad por ti y por todos, tomad la sangre de mi hijo para derramarla sobre las ánimas del purgatorio. Hijitos míos, tomad la palabra de mi hijo y hacedla vuestra. Así caminareis por los caminos de las virtudes y de la santidad toda divina. Mi hijo y yo queremos daros el don de vivir en la Divina Voluntad, pero para tomar posesión de nuestra voluntad, tenéis que conocerla, amarla y vivirla. Quedáis en mi corazón materno y yo les conduciré al Reino de Mi Divina Voluntad.
    profile
  • Vol 2. Octubre 14, 1899. Libro de cielo. Luisa Piccarreta.
    "En el momento en el que el alma peca se sale del reino de la Esperanza, ya que pecado y Esperanza no pueden estar juntos. Cualquier razón acepta que cada uno está obligado a respetar, conservar y cultivar lo que es suyo; ¿quién es aquel hombre que va a sus terrenos y quema lo que posee? ¿Quién es quién no tiene celosamente custodiadas sus pertenencias? Creo que ninguno. Ahora, el alma que vive en la Esperanza, con el pecado ofende a la misma Esperanza y si estuviese en su poder quemaría todos los bienes que posee la Esperanza, y entonces se encontraría en la desventura de aquella tal que, abandonando sus bienes va a vivir a tierras extrañas.
    profile
  • El valor de la Santa Misa.
    Más agrada al Altísimo Dios el sacrificio de la Misa, que los méritos de todos los ángeles.

    San Lorenzo Justiniano
    profile
  • María, Virgen del Adviento,
    esperanza nuestra,
    de Jesús la aurora,
    del cielo la puerta.

    Madre de los hombres,
    de la mar estrella,
    llévanos a Cristo,
    danos sus promesas.

    Eres, Virgen Madre,
    la de gracia llena,
    del Señor la esclava,
    del mundo la reina.

    Alza nuestros ojos
    hacia tu belleza,
    guía nuestros pasos
    a la vida eterna
    profile
  • ¡Oh, si las criaturas comprendieran cual es el bien, el honor que se procuran con sólo decirme te amo! Bastaría que supieran sólo esto, que un Dios a su lado, honrándolas, les responda: También Yo te amo." Vol 8 dic 27, 1908
    profile
  • Vol. 1 Octubre 14, 1899. Libro de cielo. Luisa Pcicarreta
    Paz, paz. ¿No sabes tú que el reino de la Esperanza es reino de paz, y el derecho de esta Esperanza es la justicia? Tú, cuando veas que mi Justicia se arma contra las gentes, entra en el reino de la Esperanza, e invistiéndote de las cualidades más potentes que ella posee, sube hasta mi trono y haz cuanto puedas para desarmar mi brazo armado; y esto lo harás con las voces más elocuentes, más tiernas, más piadosas, con las razones más poderosas, con las oraciones más ardientes que la misma Esperanza te dictará. Pero cuando veas que la misma Esperanza está por sostener ciertos derechos de justicia que son absolutamente necesarios, y que quererlos ceder sería un querer hacer afrenta a sí misma, lo que no puede ser jamás, entonces confórmate a Mí y cede a la Justicia."
    profile
  • Deteneos a saborear las dulzuras que produce su presencia en el alma.
    Después de la Santa Comunión, Jesús posee vuestro corazón; deteneos a saborear las dulzuras que produce su presencia en el alma. Pero no podréis amarle, si no tenéis la fuente viva del santo y puro amor, es decir, el Espíritu Santo. Es el mismo Jesucristo quien nos lo enseña; "El que cree en mí, dice, vera salir de su seno arroyos de agua viva", según la expresión de las Escrituras.

    San Pablo de la Cruz
    profile
  • Amigos: Recemos 1 oración por nuestra ex alcaldesa de Valencia Doña Rita Barberá Nolla que falleció el 23 de este mes de Noviembre a causa de 1 infarto y víctima de los acosos de los politicastros que la acusaron de corrupta siendo esto mentira, yo he tenido el privilegio de conocer a Rita y era 1 mujer encantadora y muy religiosa, hija de muy buena familia, ha estado 24 años de alcaldesa de Valencia y jamás se ha aprovechado de nada. Era 1 gran mujer. RIP.
    profile